Diario Digital Dominicano, por Pedro Feliz, 19 de marzo 2020, Santo Domingo DN.- La Cámara de Diputados de la República Dominicana aprobó este jueves el estado de emergencia en el país por un período de 25 días, tras una solicitud en ese sentido solicitada por el Poder Ejecutivo para enfrentar el coronavirus, que ha causado 2 muertos y 34 contagiados en la nación isleña.

VER VIDEO

Los diputados aprobaron la solicitud un día después de que el proyecto recibiera el visto bueno del Senado, adonde llegó la propuesta del presidente dominicano, Danilo Medina, quien dispondrá de poderes especiales para aplicar restricciones a las libertades de tránsito, asociación y reunión.

Asimismo, da al gobernante potestad para tomar las medidas que considere necesarias para contrarrestar la expansión del COVID-19 en todo el territorio.

En la sesión de este jueves hablaron los portavoces de las diferentes bancadas, entre ellos, Alfredo Pacheco, del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal de la oposición), quien advirtió de la crisis sanitaria que, a su juicio, podría derivar de este virus en el país.

En ese sentido, propuso la habilitación de entre 1.000 y 2.000 camas para atender eventuales casos y crear un fondo de contingencia para hacer frente a la enfermedad, declarada pandemia la semana pasada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“En este país hay que tomar medidas heroicas” ante el actual panorama, subrayó.

De su lado, el portavoz en la Cámara del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gustavo Sánchez, pidió hacer causa común con la situación de salud planteada, además de enumerar una serie de medidas que desde hoy entran en vigor dirigidas a aligerar las cargas impositivas de la industria y el comercio nacional.

En un discurso a la nación la noche del martes, Medina decretó el cierre de las fronteras por tierra, mar y aire, durante los próximos 15 días, orden que entró en vigor este jueves.

Asimismo, ordenó la suspensión por quince días de todas las actividades comerciales, con excepción de supermercados, colmados, gasolineras, farmacias, así como todos los eventos culturales, artísticos y deportivos.

En la Administración Pública, los empleados de más de 60 años o con condiciones especiales de salud permanecerán en sus hogares y, del mismo modo, Medina solicitó a las empresas privadas que faciliten el teletrabajo.

La docencia en todos los niveles educativos, del básico al universitario, fue suspendida hasta el 13 de abril, y se prohibieron los actos proselitistas multitudinarios de cara a las elecciones presidenciales y legislativas del próximo 17 de mayo, cuya campaña se inició el martes formalmente.

Hasta el momento, la República Dominicana registra dos muertos, 34 contagiados mientras que casi 300 personas están en observación.

Desde la semana pasada, el país ya había restringido los vuelos a Europa, China, Corea del Sur e Irán.

Para paliar la situación económica que se derivará de la crisis, el Banco Central dominicano anunció ayer una serie de medidas, entre ellas la reducción de las tasas de intereses y la inyección de recursos a los bancos.

Poder Ejecutivo establece estado de emergencia de 25 días por COVID-19
El Poder Ejecutivo estableció este jueves el estado de emergencia por los próximos 25 días con el propósito de tomar las medidas que considere pertinentes para enfrentar la situación creada por la circulación del coronavirus en el país.

El decreto 134-20 del presidente Danilo Medina le dio el carácter oficial a la autorización que en ese sentido aprobara el Congreso Nacional, a solicitud del propio gobernante este miércoles.

El estado de emergencia nacional da al jefe de Estado poderes para “disponer las restricciones, por el tiempo estrictamente necesario, a las libertades de tránsito, asociación y reunión, de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 266 de la Constitución y el artículo 11 de la ley 21-18 sobre regulación de los estados de excepción contemplados en la Carta Magna”.

Los poderes especiales dados a Medina también le permiten tomar las “medidas necesarias” para apoyar a los diferentes sectores económicos nacionales durante el período de emergencia como forma de proteger el empleo y los ingresos de los trabajadores.

Asimismo, adoptar las acciones que garanticen que los centros de salud pública se mantengan provistos de los medios para la prevención y tratamiento de todas las enfermedades y así garantizar la asistencia hospitalaria y la provisión de medicamentos a las personas afectadas por el COVID-19 que lo requieran.

La disposición establece que el Poder Ejecutivo rendirá informes periódicos a la comisión bicameral que dará seguimiento a las acciones que se tomen durante el período excepcional de 25 días.

Las autoridades de salud han informado de la muerte de dos personas, de 34 infectados y de más de 300 personas a quienes se les da seguimiento por sospechas de haber contraído el virus.