Crisis de ventas de gasolinas en Haití

0
120

Diario Digital Dominicano,por José Benítez,10 septiembre 2019, Santo Domingo,D.N. A pesar de arribar más de 258 mil barriles de combustible, persisten hoy la crisis de este rubro en Haití y las largas filas en los surtidores.

En las estaciones de expendió de los carburantes se ha incrementando la demanda en la mayoría de las ciudades con el reinicio del curso escolar, y las actividades instituciones públicas y privadas, que se encontraban en pausa por la etapa estival.

Con este incremento también crece la venta irregular de combustible en el mercado paralelo, muchas veces con precios «astronómicos», dijo a Prensa Latina, Johnson Louis, un conductor de motocicleta que funciona como taxi en el capital.

«Ya tuve que subir el precio de los recorridos porque el galón de gasolina casi llega a los mil gourdes (unos 11 dólares), y eso las personas no lo entienden», lamentó.

Desde que a finales de agosto comenzara la nueva crisis de los carburantes, el precio de su venta irregular se duplicó, e incluso triplicó, lo que a su vez elevó los costos de servicios básicos como el transporte, que se encuentra en manos del sector privado.

En medio de la tensa situación, también proliferan las denuncias de ciudadanos, que acusan a los responsables de surtidores de retener los productos para luego venderlos en el mercado negro.

Recientemente, el fiscal de esta capital, Paul Eronce Villard, recordó que la especulación y el mercado negro están penados por la ley, e indicó que el almacenamiento clandestino o negativa a vender fuera de las formas prescritas por las disposiciones legales, son hechos punibles.

En tanto, David Turnier, presidente de la Asociación Nacional de Distribuidores de Productos Petroleros, criticó que las gasolineras se conviertan en «chivos expiatorios», y acusadas de retener los carburantes para su posterior reventa.

«Creo que el gobierno y los importadores deben sentarse y explicar al público exactamente lo que está pasando», dijo David Turnier al diario Le Nouvelliste, y lamentó que las gasolineras no reciben la cantidad de combustible que requieren para abastecer a la población.