ONU sugirió aplicación de políticas públicas para producción y consumo de alimentos sanos

0
139

Diario Digital Dominicano, por José Benítez, 16 octubre 2019, Santo Domingo, D.N. El Sistema de las Naciones Unidas en la República Dominicana, hizo un llamado a aplicar políticas públicas para promover modos de producción y de consumo más sostenibles y sanos en el país.

Las recomendaciones de políticas las hicieron las agencias y programas de las Naciones Unidas, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación 2019, cuyo lema lema este año es “Una alimentación sana para un mundo hambre cero”.

El desafío mundial para alcanzar el objetivo Hambre Cero para 2030 es muy grande, ya que después de décadas de disminución constante, la tendencia en el hambre mundial, medida por la prevalencia de la subalimentación, se revirtió en 2015.

Desde esta fecha, se ha mantenido prácticamente sin cambios en los últimos tres años, a un nivel ligeramente inferior al 11 por ciento, lo que equivale a que más de 820 millones de personas en el mundo aún no tienen suficiente para comer en 2018.

En América Latina y el Caribe, si bien la incidencia es del 7%, menor que el 11% global, según datos presentados en el informe “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo” (SOFI 2019), es preocupante una pequeña tendencia al alza en los últimos años.

Este informe ha sido elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los y las representantes de las cuatro agencias en República Dominicana, así como el Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en el país, resaltaron los logros nacionales en materia de subalimentación, cuya prevalencia en la población descendió de 24.4% (2004-2006) a 9.5% (2016-2018), según datos presentados en el citado informe.

Otro de los avances que ha registrado el país es la reducción de la desnutrición crónica infantil, que representa en el año 2019 un 7.1% de la población de niños menores de 5 años.