La ingratitud política jamas desaparecerá de las mentes de algunos políticos de SDO

0
189

Diario Digital Dominicano, por Rafael Fernández, 18 de abril 2020, Constanza municipio de la Vega.-Particularmente, yo como Rafael Fernández, tengo quizás ideas distintas y muy progresistas, o muy atrasadas, como puedan ustedes pensar o entender lo que expreso en este trabajo periodistico.

En mi condición de ciudadano hábil, sin ningun tipo de cuestionamiento judicial, y mucho menos sin sometimientos que empañen mi reputación o mi imagen ante la sociedad.

La cual establece una condena social y, un aislamiento social agrasivo, se entiende que quienes sean procesados, imputados, o hayan sido sancionados, automáticamente, quedan condenados de por vida a una sumisión importante.

Sin embargo, todos los seres humanos son políticos, muchos activos, otros politicos pasivos y porque no, otros muy selectivos y muy inteligentes a la hora de actuar.

Muchos amigos políticos activos, los cuales fueron ayudados a forjar sus liderazgos politico en el municipio Santo Domingo Oeste, hoy en dia no recuerdan absolutamente nada del gran esfuerzo hecho por ellos.

Estos; lamentablemente, no entienden, que, la base para construir un liderazgo político, esta sujeta al gran esfuerzo que debe hacer un profesional de las comunicaciones, o un experto en Marketing Político.

Pero, ese profesional, si hizo ese gran esfuerzo, cuando ese político era prácticamente un desconocido, por demas vivia en un anonimato total, debe entender que su posicionamiento en la sociedad no vino del espacio libre, o de la providencia divina calificativa, que se plantean algunos energúmenos y serviles políticos a su alrededor.

Es visible ver la poca capacidad de discernimiento y la abrumadora intención de actuar apegado a ganancia de causa, en un proceso electoral, sin ningún tipo de rigor cientifico a la hora de expresarse o despachar una perorata sobre una posición y delante de personas pensantes.

La dejadez y la poca gratitud, es un punto muy importante en aquellos seres humanos, que no ven el trabajo realizado de antaño a su alrededor, me da pena saber que los cuestionamientos no les permiten a muchos reflexionar, ya que el ser humano es reflexivo por antonomasia.

Si usted, y yo lo queremos, pero, primero Dios, nos dará la oportunidad de volver con otra entrega más sobre el particular.

«Es hora de empezar a quitarse la careta, ya paso el carnaval». RF