Covid-19 sigue azotando en EEUU y Europa; España decreta toque de queda

0
164

Diario Digital Dominicano, por Marisol Laurenz, 25 de octubre 2020, Madrid, España.-La Casa Blanca admitió este domingo que Estados Unidos no podrá “controlar la pandemia” por lo “contagiosa” que es la covid-19, en un cambio respecto a su tradicional postura de minimizar la gravedad de la crisis, que llega justo cuando hay un nuevo récord de contagios en el país.

“No vamos a controlar la pandemia, vamos a controlar el hecho de que consigamos vacunas, terapias y otras formas de mitigarla”, dijo Mark Meadows, el jefe de gabinete del presidente estadounidense Donald Trump, durante una entrevista con la cadena CNN.

Preguntado por qué afirma que no se puede controlar la pandemia, Meadows respondió: “Porque es un virus contagioso, igual que la gripe”, y añadió que la Casa Blanca está intentando contenerlo.

Sus comentarios llegan un día después de que Trump insistiera en que Estados Unidos está “pasando página” a lo peor de la pandemia y que los datos sobre la incidencia en su país son “increíbles”, al opinar que un repunte en los casos no es algo por lo que alarmarse.

Estados Unidos alcanzó el viernes un récord diario de nuevos contagios de covid-19, con más de 85.000 en apenas 24 horas, y el sábado rozó esa marca con 83.178, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Casi 8,6 millones de estadounidenses se han contagiado de la enfermedad desde que comenzó la pandemia, y se espera que este domingo se supere la barrera de 225.000 muertos por esa causa, más que en ningún otro país.

El nuevo repunte de casos en Estados Unidos afecta sobre todo al medio oeste y a los estados que atraviesan las Montañas Rocosas, incluidos algunos territorios que serán clave en las elecciones del 3 de noviembre, como Wisconsin u Ohio.

Trump atribuyó este sábado ese auge al número de pruebas que se hacen en su país, y consideró “estúpido” que se sigan haciendo tantos tests de covid-19, porque eso “da algo de qué hablar a los medios de comunicación” antes de las elecciones.

Los expertos no están de acuerdo con el argumento de Trump de que los casos suben simplemente porque se hacen más tests: esa lógica no tiene en cuenta el hecho de que el porcentaje de pruebas que dan positivo ha subido más de un punto porcentual desde comienzos de octubre, hasta el 5,8 % actual.

El repunte de casos ha coincidido con un nuevo brote de covid-19 en la Casa Blanca, donde el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, se niega a hacer cuarentena y planea seguir con sus actos de campaña después de revelarse que al menos cinco personas de su entorno han dado positivo en los últimos días.

La expansión del Covid-19 prosigue imparable por buena parte de Europa, en muchos países las autoridades ya han establecido medidas de restricción de movimientos, cuando no la adopción del toque de queda, decisiones complicadas por las repercusiones que pueden tener para la ya de por sí muy delicada situación económica.

El Viejo Continente suma más nuevos casos diarios que América, es la región más golpeada por la pandemia hasta ahora, y el total de contagios en la región europea asciende a 8,8 millones, con ello supera los 8,7 millones de contagios de Asia Meridional, aunque el continente americano sigue siendo la primera región en cuanto a casos absolutos, con 19,1 millones.

Bélgica cierra

Bélgica cierra nuevamente los espacios culturales y deportivos en la región de Bruselas para contener la segunda ola de la pandemia que ya hace estragos en el país.

El cierre así como la imposición de la mascarilla obligatoria entrará en vigor a partir de este lunes en la capital, asimismo, el toque de queda se adelanta dos horas. desde las 22.00 hasta las 6.00 horas.

Bélgica ha sido testigo de uno de los brotes percápita más mortíferos de Europa y se ha visto afectada por una de las tasas de infección en la segunda ola más elevadas de la región.

«Estamos perdiendo, estamos abrumados y amargados», dijo Benoit Misset, jefe de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario de la ciudad de Lieja, donde varios de sus empleados tienen que trabajar a pesar de ser ellos mismos positivos, aunque asintomáticos.

España decreta toque de queda

Madrid.- El Gobierno español ha decretado el estado de alarma y un toque de queda en todo el país, con excepción de las islas Canarias, para hacer frente a la pandemia.

Durante un Consejo de Ministros extraordinario el Ejecutivo que presidente Pedro Sánchez ha aprobado este mecanismo extraordinario que le permite dar cobertura jurídica a las medidas excepcionales necesarias para frenar la propagación de la COVID-19.

Aunque su validez inicial es de quince días la idea es que el Congreso lo prorrogue durante varios meses. El objetivo es que se extienda hasta el próximo 9 de mayo.

Los presidentes autonómicos tendrán un margen de una hora de atraso o adelanto en la aplicación del confinamiento nocturno o toque de queda. En principio, tendrá lugar entre las once de la noche y las seis de mañana, además se restringen las reuniones sociales y se prohíben los viajes entre comunidades autónomas salvo por causas justificadas.

Es la tercera vez desde que comenzó la democracia que el Gobierno recurre a esta medida extraordiaria, la última fue el pasado mes de marzo, aunque en esta ocasión no habrá un confinamiento absoluto, pero sí muchas restricciones de derechos y libertades para las que se necesita una cobertura legal.

Uno de los más afectados

España es uno de los países europeos más afectados por la COVID-19, según el Ministerio de Sanidad, desde que comenzó la pandemia, 1.046.132 personas han dado positivo en los test y 34.752 han fallecido.

Sin embargo, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha estimado que el número total de contagios puede rondar los 3 millones, nada dijo sobre el número real de fallecimientos debido a la pandemia, aunque algunos fuentes hablan de más de 60.000 basándose en los datos sobre el exceso de mortalidad que refleja el Instituto Nacional de Estadística (INE).