Delegado del PLD lleva luchas partidarias al Consejo de la Magistratura

0
76

Diario Digital Dominicano, 14 enero 2021, Santo Domingo DN, República Dominicana.-El debate suscitado durante la sesión del jueves el representante del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Víctor Fadul, con el aspirante al Tribunal Constitucional, Manuel Ulises Bonelly, parecería un intento por llevar las luchas partidarias al seno de ese órgano constitucional.

Esto así, porque resulta extraño que casos de objeciones políticas y personales, que deben decidirse antes de entrevistar a los aspirantes, sean llevados al CNM, cuando son temas que ya no son propios de esa fase de elección de los futuros magistrados de las altas.

Se entiende que las objeciones de cualquier aspirante se presentan antes de la preselección, momento en el cual el propio CNM lleva a cabo las indagaciones que pueden dar como resultado aceptarlas o rechazarlas.

Ese choque entre el aspirante Bonelly y el consejero Fadul hace resurgir las inquietudes de si se va a reeditar un modelo de lucha política que se exprese en el seno del CNM para poner en aprieto a otros postulantes a integrar las a las cortes, como ocurrió con Miriam Germán y José Alejando Vargas.

Los antecedentes así lo señalan cuando en la pasada administración se utilizó el CNN como un patíbulo o foro público para zaherir moralmente a los magistrados Germán y Vargas.

Este último fue objeto de un trato subrepticiamente molesto, que lo llevó a renunciar en presencia del entonces presidente Danilo Medina, no sin antes advertirle que en el futuro pudiera desear que le juzgue un juez como él que toma decisiones sólo apegado al Derecho y a la razón.

En el caso de la magistrada Germán Brito, fue un asunto que desbordó los parámetros de una simple evaluación de desempeño, luego de que el entonces procurador general de la República y consejero, Jean Alain Rodríguez, dilucidó cuestiones sensitivas de la jueza y aspirante a continuar en la Suprema Corte de Justicia.

El cuestionamiento

Al agotar un turno, el consejero Fadul le cuestionó a Bonelly sobre de si su labor “como socio” del bufete jurídico Fernández & Fernández y su vínculo personal con esa familia, no afectaría la independencia política que se requiere tengan esas altas corte”, en caso de resultar seleccionado.

En su respuesta, el exmagistrado le corrigió que el término “socio” tiene una connotación legal y de inmediato le explicó que fue profesor de Omar Fernández, hijo del expresidente Leonel Fernández, y que le ha dado asesoría legal a él y su oficina, al igual como lo ha hecho con otras oficinas de abogados.

Añadió que entre esas que ha brindado asesoría figuran las oficinas del senador Pedro Catrain, de Tony Delgado y Guzmán Ariza, al exalcalde Fadul, incluyendo dos connotados amigos y miembros del Comité Político del PLD “algo que a lo mejor usted no conoce por su juventud”.

Asimismo, el postulante le aclaró a Fadul que “ninguna de esas condiciones me afectarían en mi condición de juez”, al tiempo que le recordó que trabajó por 15 años en el servicio judicial y cuya trayectoria así lo revela.

“Mi trabajo en la judicatura lo conoce todo el mundo y sabe que esa calidad de amigo nunca torció mi condición de juez y le agradezco a los amigos que nunca fueron a pedirme que lo torciera”, ripostó el aspirante.

Como colofón, el diputado Fadul justificó la pregunta alegando la hizo porque el postulante Bonelly, en su ponencia ante el CNN, había manifestado su deseo de terminar su carrera en una de las altas cortes para servirle al país.

Agregó que “mi pregunta fue en base a esa parte que usted postuló en el día de hoy, para saber cuál es realmente la posición que usted entiende debe ser en base a los criterios con que la sociedad pretende que se elijan las altas cortes.

¿Qué se buscaría?

Algunos entendidos han comentado sobre la distorsión que generaría convertir las entrevistas en el Consejo en un espacio para dilucidar cuestiones políticas, reales o supuestas.

Esto en razón de que en la República Dominicana todos los profesionales de algún renombre han prestado sus servicios en casos de naturaleza política cuyas controversias se han dirimido en los tribunales.

Sobre esta base se estima que no aparecería nadie ciento por ciento alejado de vinculaciones políticas, aunque sean enteramente apartidistas.

El cedazo de la evaluación

Los entendidos consideran que las confrontaciones de tipo personal pocas veces han sido parte de las evaluaciones del CNM, por lo que los casos de Germán Brito y Vargas en el pasado, y Bonelly en la actualidad, desbordan el espíritu de las entrevistas, las cuales buscan conocer la profundidad doctrinaria de los aspirantes.

Es por ello que el primer cedazo del CNM es la preselección, donde quedan descartados aquellos aspirantes que no reúnan las condiciones por diversas razones, o contra quienes hayan surgido objeciones sobre cuestiones comprobadas.

En base a ese criterio fue que el CNM rechazó las objeciones surgidas contra los magistrados Teófilo Andújar, Franklin Emilio Concepción Acosta, Eunisis Vásquez y Yokaurys Morales, cuyo pedido de exclusión se hacía por inconformidad con el manejo de algunos de sus casos y sentencias emitidas.