Bandas haitianas reanudan enfrentamientos con la policía

Por Diario Digital Dominicano

PUERTO PRINCIPE.- Violentos enfrentamientos estallaron este lunes entre unidades de la Policía Nacional de Haití y grupos armados pertenecientes a la coalición ‘Vivre Ensemble’ (‘Vivir Juntos’) dirigida por el expolicía Jimmy Cherizier, alias Barbecue.

Los enfrentamientos tuvieron lugar en el amplio parque Champs de Mars, en las inmediaciones del Palacio Nacional y no lejos del Hospital Universitario Estatal de Haití, en el centro de la capital, que ha sido tomado como rehén por bandas armadas que causan estragos día y noche.

Los tiroteos se produjeron tras varios días de una calma tensa en algunos puntos de la capital.

Este lunes no se observaron enfrentamientos ni hechos violentos en Pétion-ville, al este de Puerto Príncipe, blanco de repetidos ataques desde hace algún tiempo por parte de bandas armadas, afirmaron medios locales.

Lo mismo ocurrió con el cruce de Delmas y el aeropuerto internacional de Puerto Príncipe, donde las personas temen salir a las calles para realizar sus actividades habituales.

En Carrefour, al sur de la capital, los bancos comerciales están cerrados.

Mientras tanto, el país sigue esperando la instalación del Consejo Presidencial de Transición, cuyo último paso ha sido la firma del «Acuerdo Político para una Transición Pacífica y Ordenada» por parte de todos los actores, sectores y alianzas políticas implicados en el proceso.

En virtud de este acuerdo político, el mandato del Consejo Presidencial concluirá el 7 de febrero de 2026, para dar paso a la investidura de un nuevo presidente elegido en elecciones libres, justas y democráticas.

Desde hace un mes, las actividades escolares y universitarias están paralizadas en la región metropolitana de la capital, donde desde finales de febrero no se ve a los alumnos uniformados ir a la escuela.

Este domingo, Puerto Príncipe pareció vivir una tregua de la lucha entre las bandas armadas y la Policía Nacional que permitió a la población realizar algunas actividades cotidianas, en el contexto del estado de emergencia decretado para el departamento Oeste, que alberga la capital haitiana.

La gente aprovechó esta la relativa tranquilidad para hacer compras y abastecerse de productos básicos, acudir a locales religiosos y otros sencillamente buscaban abandonar una ciudad prácticamente tomada por las bandas armadas.

 

Contenido relacionado