Mueren dos mujeres por balas perdidas

0
107

Diario Digital Dominicano, por Geisha C. Terrero, 25 de diciembre 2019, Santo Domingo, Este.-El luto y la indignación embargaron a una humilde familia del populoso sector de Mendoza, Santo Domingo Este, luego de que presuntamente un mayor de la Policía Nacional emprendiera a tiros de forma deliberada y una bala perdida alcanzara a una señora que descansaba en su residencia.

La noche del domingo presagiaba una Navidad gris para la familia Rincón Sigilio. Melania descansaba en su residencia al filo de la medianoche, cuando un presunto mayor de la Policía, conocido como pequeño, irrumpió en la barriada haciendo tiros al aire.

«Prácticamente yo tenía como dos años que no veía ese hombre llegar por aquí, se hombre ni por aquí venía, yo lo reconocí nada más cuando llegó ahí tirando tiros. Lo vi cuando mató a mi mujer y ella me dijo: ‘Memé me mató’, me abrazó, me llenó de sangre y él se fue de una vez corriendo», narró César Rincón, esposo de la víctima.

Compungida una de las hijas de la víctima destacó que su madre nunca se involucró en conflictos con vecinos.

«Ella no tenía problemas con nadie, ella era una mujer sana, querida del barrio, no tenía compinche con nadie, siempre estaba acostada en su casa y él estaba tirando tiros y la mató. Yo quiero que se haga justicia, que pague la muerte de mi madre», sostuvo Yanelkis Sugilio, hija de la dama muerta.

En medio de la impotencia demandaron justicia para el crimen que segó la vida de su pariente. «Yo pido justicia porque mi hermana no era una delincuente y aquí se abusa», expresó Salvador Sugilio.

Bala perdida mata mujer en Baní

El luto y la indignación embargaron a una humilde familia del sector Santa Rosa del municipio Baní, provincia Peravía, luego de que su pariente Lucrecia Sanquintín Zoquier, de 58 años perdió la vida al recibir una bala perdida durante un tiroteo, supuestamente protagonizado por dos personas que se desplazaban en unas motocicletas.

Según versiones extraoficiales, dos individuos se encontraron en una esquina del referido sector armando una balacera repentina y una de las balas alcanzó en el cuello a la hoy occisa.