Diario Digital Dominicano, por Marisol Laurens, 27 de noviembre 2019, Santo Domingo DN.- De acuerdo con Mayo Clinic, el alzhéimer es una enfermedad degenerativa que destruye las células cerebrales, llamadas neuronas. El médico alemán Alois Alzheimer describió esta afección por primera vez en 1906.

El alzhéimer, una enfermedad que afecta en su mayoría a los ancianos, continúa ganando terreno en Canadá. La Alzheimer Society of Canada (Sociedad para tratar la Enfermedad de Alzheimer en Canadá) informa que más de 700 000 canadienses padecen este mal. Se espera que esta cifra se duplique a 1,4 millones entre este año y el 2031.

Si bien aún no se ha encontrado una cura para esta forma de demencia, es importante conocer determinados síntomas tempranos. Es más probable que varios tratamientos, desarrollados para mitigar tales síntomas, funcionen si la enfermedad se diagnostica temprano.

Pérdida de la memoria ¿Olvidas constantemente dónde has dejado las llaves? Quizás simplemente seas olvidadizo por naturaleza. Pero, por otro lado, si con frecuencia olvidas eventos recientes o información nueva, la Alzheimer Society of Canada (Sociedad para tratar la Enfermedad de Alzheimer en Canadá) advierte que podrías correr riesgo de padecer el mal de Alzheimer.

Dificultad para completar las tareas diarias ¿Ya no sabes cómo usar el lavavajillas? ¿Preparar una comida se ha vuelto todo un desafío? ¿Has olvidado cómo cepillarte los dientes? Uno de los síntomas tempranos más frecuentes del alzhéimer es tener dificultades para llevar a cabo las tareas habituales. Si este pareciera ser tu caso, solicita una cita para consultar con tu médico.

Dificultad para expresarte En ocasiones, tener dificultades para encontrar la palabra correcta no necesariamente significa que padezcas la enfermedad de Alzheimer. No obstante, si tus problemas con el idioma (tener dificultad para terminar oraciones, olvidar palabras sencillas, llamar a las cosas con un nombre incorrecto, etc.) ocasionan que a tus amigos y a tus familiares se les dificulte comprenderte, corres un mayor riesgo de padecer alzhéimer.

Desorientación Uno de los síntomas tempranos más frecuentes de la enfermedad de Alzheimer es la desorientación. Algunos pacientes olvidan, por ejemplo, en qué día están viviendo. Otros creen que están viviendo en una época diferente o tienen problemas para descubrir dónde están. Tales síntomas no deberían tomarse a la ligera y requieren atención médica.

Deterioro del juicio Si sospechas que padeces la enfermedad de Alzheimer, tu médico probablemente evaluará la fiabilidad de tu juicio.

¿Cómo se manifiesta exactamente el deterioro del juicio? Vestir muchas capas de ropa en medio de una ola de calor o salir en invierno sin un abrigo son típicos ejemplos de comportamientos que se observan en las personas con demencia.

Incapacidad para hacer cuentas Cometer un error en ocasiones cuando haces cálculos de tu presupuesto es un hecho corriente. No todos podemos ser genios de las matemáticas.

Sin embargo, podría ser momento de preocuparse cuando ya no puedes resolver las facturas que debes pagar ni hacer sumas sencillas. De acuerdo con la Alzheimer’s Association (Asociación para la Enfermedad de Alzheimer), uno de los síntomas tempranos es tener dificultades para trabajar con números.

Incapacidad para seguir un plan Si bien a algunas personas les resulta difícil seguir un plan, ello no significa que corran riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. No obstante, quienes son propensos a padecer esta afección neurodegenerativa tienen dificultades para planificar sus actividades diarias. Podrían ser incapaces de, por ejemplo, seguir una receta.

Disposición de las cosas en el lugar incorrecto Las personas que corren riesgo de que les diagnostiquen la enfermedad de Alzheimer tienden a guardar los artículos que usan con frecuencia en el lugar incorrecto. Por ejemplo, podrían disponer los platos sucios en la lavadora o la ropa para lavar en el lavavajillas. Luego se sienten perdidas cuando no encuentran los objetos mal guardados.

Imposibilidad de reconocerte en el espejo ¿Tu imagen en el espejo parece ser la de un extraño? Deberías consultar con tu médico, ya que este podría ser un síntoma de la enfermedad de Alzheimer.

Problemas de visión La pérdida de la visión relacionada con la edad y la necesidad de usar gafas son hechos completamente normales. La Alzheimer’s Association (Asociación para la Enfermedad de Alzheimer) advierte que, por otro lado, perder la capacidad para leer, calcular distancias y reconocer los colores no es normal.

Deseo de estar aislado No ir al gimnasio a pesar de contar con una membresía no significa que corras riesgo de padecer el mal de Alzheimer. Al igual que muchas otras personas, quizás tan solo hayas perdido la motivación para entrenar.

Por el contrario, quienes padecen alzhéimer suelen aislarse debido a su dificultad para relacionarse con un grupo. Estas personas abandonan de manera gradual las actividades sociales que alguna vez disfrutaron, y la compañía de los demás comienza a resultarles una molestia.

Cambios de humor Los cambios de humor podrían deberse a muchas cosas diferentes. La mayoría de las veces, tan solo son temporales, y por lo general, a la larga, todo acaba equilibrándose. No obstante, en ocasiones, tales cambios podrían indicar una afección subyacente más grave. Las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer suelen experimentar cambios repentinos en el humor. Estas tienden a sentirse tristes, luego alegres o en calma, y más tarde ansiosas, todo en cuestión de segundos.

Cambios de personalidad ¿Tus amigos ya no te reconocen? ¿Tus seres queridos notan un cambio en tu personalidad? Pues entonces deberías consultar a un profesional de la salud para que te evalúe. En algunos casos, quienes padecen alzhéimer podrían experimentar un cambio en su personalidad. Por ejemplo, una persona sumamente introvertida podría volverse extrovertida, o viceversa.

Pérdida de la motivación Si bien la disminución de la motivación no siempre es un síntoma del mal de Alzheimer (algunas causas podrían ser la fatiga o la depresión), esta cuestión no debería tomarse a la ligera. Si tu falta de entusiasmo persiste y comienza a tener un impacto negativo en tu calidad de vida, consulta a un médico al respecto.

Disminución de la espontaneidad El hecho de que tu jefe critique tu falta de iniciativa no significa que padezcas alzhéimer. Algunas personas sencillamente son más pasivas que otras.

No obstante, si has notado que te has vuelto una persona menos espontánea o que ya no demuestras iniciativa en determinadas áreas de tu vida, solicita una cita con tu prestador de servicios médicos. El National Institute on Aging (Instituto Nacional sobre el Envejecimiento) señala que podrías estar experimentando un síntoma temprano de la enfermedad de Alzheimer.

Disminución de la energía La fatiga suele venir acompañada por muchos problemas de salud, como, por ejemplo, la gripe. En el caso del alzhéimer, la sensación de falta de energía se presenta en las primeras etapas de la enfermedad y dura, en promedio, de dos a cuatro años. Sea cual fuere la causa, la fatiga inexplicable requiere atención médica.

Problemas de coordinación Los pacientes que padecen alzhéimer leve a veces experimentan problemas con la coordinación. Pierden la habilidad de utilizar determinados objetos de uso diario o tienen dificultades para escribir. Dicho esto, las personas que siempre han tenido problemas de escritura no necesariamente corren un mayor riesgo de padecer el mal de Alzheimer.

Dificultad para dormir La dificultad para dormir es una lucha nocturna para muchas personas que padecen la enfermedad de Alzheimer y suele estar acompañada por algunos de los otros síntomas que se mencionan en este artículo.

Ideas extrañas Durante los primeros años de la enfermedad, algunos pacientes tienen pensamientos inusuales. Podrían, por ejemplo, malinterpretar las intenciones de los demás. O algunos podrían pensar que una enfermera les hará daño o que un médico “jugará con sus mentes”.

Ten en cuenta que en el caso de otras enfermedades, como la esquizofrenia, también se presenta este síntoma.

Sensación de la pérdida de control sobre tu vida ntes de la manifestación de síntomas más graves, algunas personas sienten la pérdida inminente del control sobre sus vidas en las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer. Sin un diagnóstico, sus sentimientos son inexplicables, y esto ocasiona una enorme frustración.

Si crees que podrías padecer el mal de Alzheimer, o si estás preocupado por tu salud, consulta con un médico.

MSN por Philippe Michaud