Últimas noticias sobre el asesinato del presidente de Haití Jovenel Moise

Por Diario Digital Dominicano
Compartir

Bogotá.-Las autoridades colombianas que ayudan en la investigación del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, confirmaron que el jefe de seguridad del palacio presidencial en Puerto Príncipe, Dimitri Hérard, hizo varios viajes a Colombia y otros países latinoamericanos cuyos propósitos se desconocen.

“Tuvimos conocimiento a través del equipo de trabajo de Interpol en Colombia que el comisario Dimitri Hérard, jefe de la unidad de seguridad general del Palacio Nacional de Haití, habría realizado viajes a Ecuador, Panamá y República Dominicana utilizando como tránsito a Colombia”, dijo en una rueda de prensa el director de la Policía colombiana, general Jorge Luis Vargas.

El oficial añadió que están tratando de descubrir “qué actividades estaría realizando el comisario Dimitri en estos viajes en territorio colombiano”, de donde proceden 21 militares retirados presuntamente involucrados en el magnicidio, y por esa razón pidieron “a estos países en donde esta persona estuvo que se nos conteste esta pregunta”.

El presidente Moïse fue asesinado el pasado miércoles en un asalto a su residencia ubicada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, en donde también resultó herida la primera dama, Martine Moïse, quien recibe cuidados médicos en Estados Unidos.

Contactos en Ecuador Según el general Vargas, todos los viajes de Hérard tuvieron lugar este año, el primero de ellos el 19 de enero de República Dominicana a Bogotá, desde donde al día siguiente se desplazó a Ecuador.

El 1 febrero hizo el viaje de regreso siguiendo la misma ruta y entre el 22 y el 29 de mayo volvió a hacer los mismos desplazamientos entre República Dominicana y Ecuador, siempre con escalas en Bogotá, dijo el oficial al explicar algunos de esos movimientos.

“La investigación por el homicidio del presidente de Haití la tienen las autoridades judiciales de Haití. Colombia está cooperando en lo que requieren; el aparato judicial haitiano es independiente y autónomo”, aseguró el oficial en la rueda de prensa en la que también estuvo el ministro de Defensa, Diego Molano.

“Mediante la coordinación con la oficina de Interpol de Haití hemos identificado a 21 colombianos, tres de ellos muertos, sube en uno la cifra y 18 capturados para un total de 21”, afirmó.

“Hemos logrado establecer aquí en Colombia unos vínculos de comunicación del señor Germán Rivera García y con el señor Duberney Capador con la empresa CTU Security basada en Miami”, explicó.

Germán Rivera García es un capitán retirado del Ejército colombiano que figura entre los detenidos por la Policía haitiana, mientras que Duberney Capador dejó la institución con el grado de sargento viceprimero y es uno de los tres muertos en Haití.

PRESUNTO AUTOR INTELECTUAL

El haitiano-estadounidense Christian Emmanuel Sanon, de 63 años, que fue detenido en Haití como presunto autor intelectual del asesinato del presidente Jovenel Moise, es un personaje poco conocido en el sur de Florida, pero tenía aspiraciones políticas en su país de origen desde hace por lo menos una década.

Sanon publicó varios videos en YouTube en 2011 en los que se presentó como el líder que Haití necesitaba, capaz de manejar el uranio, el petróleo y otras riquezas del país que poco habían servido para mejorar la economía y el bienestar debido a la corrupción y la mala administración, nació en Marigot (sureste de Haití), que vive en Brandon, cerca de Tampa (oeste de Florida), y es presidente de una organización llamada Haití Rome, es lo poco que se sabe de esta pieza más del difícil rompecabezas del magnicidio en Haití.

El diario The Miami Herald, que ha investigado las conexiones con el asesinato de Moise en el sur de Florida, dijo que no consta en los registros públicos que Sanon tenga licencia para ejercer la medicina en este estado, aunque se hace llamar médico.

Según la versión de la policía haitiana, Sanon había llegado al país en junio a bordo de un avión privado con «objetivos políticos» y acompañado de los mercenarios que contrató en una empresa de seguridad en Doral (Miami-Dade) para acabar con la vida del presidente Moïse el 7 de julio.

Ni de Sanon ni de la empresa CTU, dirigida por el venezolano Antonio Intriago, se sabía gran cosa en el sur de Florida hasta ahora. Antes de la detención de Sanon en Haití, Yenny Capador, hermana de un colombiano que murió en la operación policial tras el magnicidio, había dicho a medios de su país que su hermano era una persona honrada que había sido contratado como guardaespaldas de gente importante en República Dominicana.

CTU Security

Efe trató de comunicarse con algún responsable de la empresa señalada también por otros familiares de colombianos detenidos como presuntos involucrados en el magnicidio. Igualmente, hay dos haitiano-estadounidenses arrestados por el mismo motivo.

La página electrónica de CTU Security indica que es una compañía de venta de equipos de seguridad que también ofrece servicios de protección para personas y organizaciones desde empresas a colegios, de investigación privada y de entrenamiento de perros.

Como una declaración de intenciones, CTU Security abre su portal con las frases «Black Lives Matter» y «Blue Lives Matter», que aluden al movimiento contra el racismo y la violencia contra los afroamericanos de EE.UU. la primera y a la preocupación por las vidas de los agentes policiales, la segunda.

«El mayor desafío de Estados Unidos ha sido desde hace tiempo unir a la gente de distintos entornos en una única nación de justicia y oportunidad. Es hora de escuchar y reflexionar», señala.

La viuda de Moise, Martine, que resultó herida de bala en la incursión que realizaron los mercenarios en la residencia familiar cerca de Puerto Príncipe, está hospitalizada en Miami.

En 2020 se conoció la llamada «Operación Gedeón», una fallida incursión marítima en Venezuela llevada a cabo por medio centenar de exmilitares venezolanos opositores y empleados de Silvercorp, una empresa con sede en Florida que presta servicios militares a Gobiernos y empresas privadas.

Los que se disputan el poder en Haití

Tres políticos se disputan el control transitorio del poder de Haití, después de la muerte del presidente Jovenel Moise, asesinado a tiros en su residencia el pasado 7 de julio.

Una delegación de Estados Unidos se reunió de manera conjunta con los tres aspirantes este domingo para tratar de mediar entre ellos y «alcanzar un acuerdo político que permita al país celebrar elecciones libres y justas». Estos son algunos datos para conocer mejor a los tres aspirantes a ocupar el Palacio Nacional: Claude Joseph, Ariel Henry y Joseph Lambert.

CLAUDE JOSEPH Ministro de Exteriores desde marzo de 2020, asumió el cargo de primer ministro interino desde abril de 2021, tras la dimisión de Joseph Jouthe, en momentos en los que la crisis política se venía agravando por el proyecto de la nueva Constitución que impulsaba Moise y por la creciente violencia de las bandas armadas.

El pasado 5 de julio, el presidente Moise lo relevó del cargo de primer ministro, al nombrar como sustituto a Ariel Henry. Según lo acordado, Claude Joseph continuaría en el Gobierno como canciller.

Joseph llegó a felicitar públicamente a su designado sucesor el pasado martes, pero horas después, tras el magnicidio, asumió las riendas del poder dado que su sucesor no había sido investido oficialmente. Ha recibido el apoyo expreso de Estados Unidos y de Naciones Unidas.

Fue antiguo líder de la organización de estudiantes Graphneh, muy activa durante las protestas que llevaron al golpe de Estado que derrocó al izquierdista Jean-Bertrand Aristide en 2004.

Considerado como miembro del ala más dura del partido Tèt Kale (derecha), como canciller tuvo que lidiar con las presiones de Washington por la creciente deriva autoritaria del Gobierno Moise desde comienzos del año pasado.

ARIEL HENRY Primer ministro designado por Moise el pasado 5 de julio, con la misión de formar un Gobierno de consenso que integraría figuras de partidos aliados y de la oposición moderada, para tratar de calmar las tensiones políticas hasta las elecciones.

Fue ministro de las carteras de Interior y de Trabajo durante el mandato de Michel Martelly, aunque él procedía del partido Inite (centro-izquierda), del expresidente René Préval.

Formó parte del Consejo de Sabios, un organismo creado en 2004 con el apoyo de Estados Unidos, tras el golpe de Estado a Aristide, con la misión de nombrar un primer ministro.

Henry fue elegido para formar parte de ese ente, cuya existencia no tenía base constitucional, por tratarse de una personalidad de reconocido prestigio, ya que es un respetado neurocirujano, de los pocos que hay en Haití.

JOSEPH LAMBERT Es el actual presidente del Senado, una cámara que dirige por segunda ocasión. En medio del vacío de poder abierto por la muerte de Moise, trata de ser investido como presidente interino de Haití.

Ha recibido el apoyo de ocho de los diez senadores que continúan en activo, en una cámara que está prácticamente inactiva debido a la falta de quorum, y también ha recibido el apoyo de partidos minoritarios e incluso, de algún sector del Tèt Kale, el partido de Moise, Lambert es un político veterano, que durante décadas ha controlado políticamente su ciudad natal, Jacmel, la más importante en la costa sur del país.

Es conocido en Haití como «el animal político» por sus dotes de negociación y su capacidad para cohabitar con partidos de todo el espectro político, de la izquierda a la extrema derecha. En la primera fase de la presente legislatura, era aliado del presidente Moise, pero en el último año pasó a convertirse en uno de sus más firmes opositores.

EEUU ENVIA MISION A HAITI 
Una delegación de Estados Unidos hará reuniones con los tres políticos que se disputan el poder en el país tras el asesinato del presidente Jovenel Moise. Está previsto que la delegación se encuentre por separado con Joseph, quien está en el poder desde el magnicidio, perpetrado el pasado miércoles.

Uno de ellos es el jefe del Senado, Joseph Lambert, quien en un desafío a la autoridad de Claude Joseph el pasado viernes fue designado presidente interino de Haití.

Lambert anunció el aplazamiento de la ceremonia de investidura que había programado para ese día, debido a que no todos sus pares se presentaron. El Gobierno de Claude Joseph, quien ha recibido el respaldo expreso de Naciones Unidas y de Estados Unidos, no ha reaccionado al nombramiento de Lambert como presidente interino.

El tercer político que ha reclamado para sí el derecho de ejercer el poder después de la muerte de Moise es Ariel Henry. Henry fue designado primer ministro por Moise en un decreto firmado el pasado 5 de julio, día y medio antes de su asesinato, pero no llegó a ser investido en el cargo debido a la muerte del mandatario.

Magnicidio de Moise; muchas piezas que no encajan

Las circunstancias que rodean el asesinato a tiros del presidente de Haití, Jovenel Moise, sigue rodeado de más incógnitas que certezas cuatro días después, dado que la narración oficial de los hechos continúa llena de lagunas.

Hasta el momento, las autoridades haitianas han detenido a 20 de los supuestos implicados en el asalto, 3 murieron en tiroteos con la Policía y 5 permanecen fugados, sin que se hayan producido nuevos arrestos desde el viernes ni se hayan ofrecido más detalles oficiales sobre la evolución de las pesquisas.

Las autoridades siguen sin aclarar la sucesión de los hechos en la noche del asesinato y tampoco han dilucidado los supuestos motivos o dado indicios sobre la autoría intelectual del magnicidio.

AUTORES MATERIALES

Las autoridades colombianas, nacionalidad de 26 de los 28 implicados, confirmaron el viernes la identidad de varios miembros del grupo, a los que calificó como «mercenarios», y corroboraron que al menos 15 de ellos eran militares retirados del Ejército entre 2018 y 2020.

Además, investigan a cuatro empresas, cuyos nombres y actividad no se ha divulgado, que habrían reclutado a los mercenarios llegados a Puerto Príncipe desde Bogotá distribuidos en dos grupos que viajaron en mayo y junio pasados.

Un audio que se atribuye a la primera dama, Martine Moise, quien fue ingresada en un hospital de Miami tras resultar gravemente herida en el ataque, abunda en la idea de que fueron asesinos a sueldo los autores del magnicidio, idea difundida desde el primer momento por las autoridades de su país, la oposición haitiana pone en tela de juicio la versión oficial.

El exsenador Steven Benoît afirmó en medios locales que el presidente murió a manos de sus propios agentes de seguridad y que los colombianos habrían sido víctimas de una trampa para convertirlos en chivos expiatorios.

LA SEGURIDAD DEL PRESIDENTE

Independientemente de esta teoría, las dudas planean sobre la actuación de la seguridad presidencial por no haber impedido el ataque a la residencia del mandatario, ubicada en la parte alta de la capital y cuyo acceso, por una callejuela, está siempre custodiado.

Ocho personas están convocadas a declarar por la Fiscalía que investiga el caso, entre ellos los cuatro máximos responsables de la seguridad del presidente, dos exsenadores, uno de ellos Benoît, y dos magnates, conocidos opositores del presidente asesinado.

CADÁVER DE MOISE

El cuerpo del presidente, de 53 años, presentaba 12 impactos de bala correspondientes a armas de gran calibre y también de 9 milímetros, según afirmó el juez de paz encargado del informe forense, Henry Destin.

«Lo encontramos acostado boca arriba, pantalón azul, camisa blanca manchada de sangre, boca abierta, ojo izquierdo perforado. Vimos un agujero de bala en la frente, uno en cada pezón, tres en la cadera, uno en el abdomen», relató al diario Le Nouvelliste.

El juez de paz también aseguró que el escritorio y la habitación de Moise fueron «saqueados», y que cuando los asaltantes perpetraron el ataque la hija de la pareja estaba en la misma estancia que sus padres, pero consiguió esconderse en la habitación de su hermano, que también resultó ileso.

EL PAPEL DE COLOMBIA Y EE.UU

A la investigación sobre el terreno ya se ha sumado un equipo de la Policía de Colombia, que llegó este sábado a Puerto Príncipe, para contribuir al esclarecer las motivaciones y averiguar quiénes son, realmente, los autores intelectuales y materiales del magnicidio.

También van a colaborar en las pesquisas el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) de Estados Unidos, país que este domingo tenía previsto enviar una delegación a Haití, según confirmaron a Efe fuentes diplomáticas.

Según medios locales, representantes de la delegación tenían previsto reunirse, por separado, con los tres hombres que se disputan el control del Gobierno: el primer ministro interino, Claude Joseph; el presidente del Senado, Joseph Lambert, y el primer ministro designado pero no investido, Ariel Henry.

Por ahora, nadie ofrece una aclaración satisfactorio para semejante rompecabezas y hasta el embajador de Haití en España, Louis Marie Montfort Saintil, manifestaba este domingo su estupor ante lo ocurrido.

 


Compartir

Contenido relacionado