Si eres una mujer mayor de 40 años entonces debes de usar cloruro de magnesio.

0
440

Diario Digital Dominicano, por Perla Santana , 08 Noviembre 2018, Santo Domingo DN.- Cuando sepas lo importante que puede llegar a ser el cloruro de magnesio le prestaras mas atención a este mineral y mas si eres una mujer que tiene mas de cuarenta años.

Muchas enfermedades se pueden curar con este ingrediente, solo hace falta que pongas en práctica estos consejos, así que presta mucha atención para que te des cuenta de su importancia.

El mineral marcha como un agregado alimentario con geniales beneficios. Te va a ayudar a sostener un cuerpo joven y combatir distintas enfermedades. Descubre como es que debes consumirlo y todos las ventajas que conseguirás.

Si eres mayor de cuarenta años debes usar cloruro de magnesio

Pasos que deben seguir:

  • Hervir un litro de agua.
  • Reposar hasta que se encuentre en una temperatura normal.
  • Coloca treinta gramos de cloruro de magnesio en polvo. Esto lo puedes conseguir en cualquier botica.
  • Mézclala hasta que se disuelva totalmente.

Dosis recomendada:

  • Media tasa si tienes entre veinte y cuarenta años.
  • Una taza si tienes entre cuarenta y setenta años.
  • Una taza por la mañana y otra por la noche si tienes más de setenta años.

Beneficios de consumir el cloruro de magnesio

Equilibrar la tensión: El magnesio regula la tensión de la musculatura vascular al mejorar la circulación y bajar la presión arterial. Las personas que empiezan a tomar magnesio experimentan un control de su hipertensión casi de inmediato.

Disminuye el riesgo de infarto: Algunos estudios científicos avalan el hecho de que las personas que sufren infarto agudo de miocardio presentan deficiencia de magnesio. Por lo que consumirlo de manera adecuada puede ayudarte a reducir este riesgo.

Reduce el porcentaje de cálculos renales: El consumo adecuado de magnesio disminuye la probabilidad de que se formen cálculos renales. Esto está avalado por múltiples estudios que indican que el magnesio combate la acumulación del oxalato de calcio.

Ayuda a combatir la osteoporosis: Esto es un problema que ataca a hombres y mujeres, se ha comprobado que tomar suplementos de magnesio mejora los problemas relacionados con la osteoporosis y te fortalece los huesos para que no sufras de este mal.

El magnesio combate el asma: Por ser sedante, mejorar las defensas y ayuda a disminuir la inflamación. En muchos pacientes se ha encontrado mucha deficiencia de este mineral cuando les ataca esta enfermedad.

Calambres en las piernas relacionados con el embarazo. Los resultados de las investigaciones sobre el uso de magnesiopara los calambres de las piernas, causados por el embarazo, han sido inconsistentes. Un estudio muestra que el magnesio podría disminuir la frecuencia de los calambres en las piernas.

¿Qué hay de malo en suplementarnos con magnesio?

Nada. En principio el magnesio es seguro. Las dosis de menos de 350 mg por día son seguras para la mayoría de los adultos. Cuando se toma en grandes cantidades, el magnesio posiblemente deja de serlo ya que dosis altas podrían producir una acumulación de magnesio en el cuerpo, produciendo serios efectos secundarios incluyendo un latido irregular del corazón, una baja presión arterial, confusión etc.

Además, no es aconsejable mezclarlo con algunos tratamientos antibióticos como tetraciclinas, cipros o norfloxacinos ya que disminuiría su eficacia. Tampoco se puede mezclar con bifosfonatos como el fosamax, relajantes musculares o diuréticos; altas dosis de calcio y zinc pueden disminuir la absorción de magnesio, en cambio, altas dosis de vitamina D las aumentarían.

Normalmente el organismo no presenta carencias de este mineral, pero las deficiencias suelen darse en casos de alcohólicos crónicos, cirrosos hepáticos, personas con problemas de mala absorción, vómitos severos, acidosis diabética y el abuso de los diuréticos.
Su ausencia se refleja por la aparición de calambres, debilidad muscular, nauseas, convulsiones, fallos cardíacos y también la aparición de depósitos de calcio en los tejidos blandos.

Su suplementación se puede conseguir simplemente  consumiendo alguna de las siguientes comidas:

-Una taza de chocolate con leche, y tres rebanadas de pan integral.

-Una porción de carne acompañada de ensalada verde

-Una taza de legumbres cocidas

-Una platano de tamaño grande.