Secuestrador amenaza con matar misioneros: Dimite director Policía de Haití

Por Diario Digital Dominicano
Compartir

Diario Digital Dominicano, 21 octubre 2021, Puerto Príncipe, Haití.-Un haitiano que afirmó representar a una banda que secuestró a un grupo de misioneros estadounidenses y canadienses dijo en un video publicado en YouTube el jueves que está dispuesto a matar a “estos estadounidenses” si no obtiene lo que necesita.

El orador del video, vestido con un traje morado, es identificable como el hombre conocido en Haití por el alias Lamo Sanjou, el líder de la banda 400 Mawozo.

Reuters no pudo confirmar de forma independiente la veracidad del vídeo o cuándo se realizó. Muestra al hombre hablando en la calle y rodeado de otros sujetos no identificados. Los misioneros no estuvieron presentes.

“Si no consigo lo que necesito (…) prefiero matar a todos estos estadounidenses, y les descargaré un arma grande en la cabeza”, dijo el hombre.

Un portavoz de la policía haitiana no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de Reuters.

Los 400 Mawozo comenzaron como ladrones de poca monta y se convirtieron en una de las pandillas más temidas de Haití al controlar una zona rural al este de la capital, Puerto Príncipe, según expertos en seguridad.

El ministro de Justicia, Liszt Quitel, dijo a Reuters esta semana que los secuestradores buscaban 17 millones de dólares por la liberación de los misioneros, que fueron secuestrados en un viaje organizado por Christian Aid Ministries, con sede en Ohio.

El rapto ha centrado la atención mundial en el problema de los secuestros en Haití, que han empeorado en medio de las crisis económica y política en la nación caribeña.

Director Policía de Haití en medio secuestro 17 misioneros
El director general de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles, dimitió este jueves, después del secuestro el pasado sábado de 17 misioneros de Estados Unidos y Canadá.
Charles será sustituido por el comisario Frantz Elbe, según anunció el primer ministro, Ariel Henry, en declaraciones al diario Le Nouvelliste.

«El director general de la Policía Nacional de Haiti, Léon Charles, me ha presentado su dimisión. Ha sido reemplazado por Frantz Elbé (…) Por el momento, aún no hay otros cambios en el seno del Gobierno», dijo Henry.

Charles era el responsable de la Policía en el momento del asesinato del presidente Jovenel Moise, el pasado 7 de julio, un caso por el que están siendo investigados una decena de agentes de la institución armada.

El director cesado estaba al frente de la Policía desde noviembre de 2020 y le ha tocado enfrentar una de las oleadas de violencia más graves de los últimos tiempos en Haití, propiciada por decenas de bandas armadas que ejercen su dominio en varias zonas de la zona metropolitana Puerto Príncipe.

El aparente detonante de la destitución de Charles es el secuestro de 17 misioneros extranjeros, 16 de ellos estadounidenses y uno canadiense, ocurrido el pasado sábado cuando regresaban de un orfanato a las afueras de la capital.

Ni el Gobierno haitiano ni la Policía han ofrecido informaciones oficiales sobre el caso, aunque varias fuentes del Ejecutivo han confirmado a medios que los misioneros se encuentran retenidos por la banda 400 Mawozo, que pide un rescate de 17 millones de dólares.

En los últimos meses se han multiplicado los asesinatos, robos y secuestros, que se han convertido en una lucrativa fuente de financiación de las pandillas.

Los enfrentamientos entre las bandas por el control de territorios causaron el desplazamiento de cerca de 19.000 personas en Puerto Príncipe a comienzos de junio, ocasionaron cortes de carreteras y dificultades en el suministro de bienes hacia algunas regiones del país.

En abril, una operación policial fracasada contra una banda se saldó con cuatro policías muertos y un carro blindado destruido, un hecho que provocó la renuncia del entonces primer ministro, Joseph Jouthe.

La Policía haitiana cuenta con cerca de 15.000 agentes en sus filas, una cifra insuficiente para garantizar la seguridad en el país, según señala un reciente informe de la ONU, que aconseja al país a llegar a un número mínimo de 25.000 agentes.


Compartir

Contenido relacionado