Revolución Judicial en la República Dominicana

0
185

Diario Digital Dominicano, por Lic. Máximo Martínez de la Cruz, 10 diciembre 2020, Santo Domingo DN, República Dominicana.-La Procurada General de la República, Magistrada Dra. Mirian Germán y la Procuradora Fiscal del Distrito Nacional magistrada Dra. Yeni Berenice:

Ellas dos no son hacedoras de justicia, en cambio ellas si persiguen que se haga justicia y no veo desesperación como han querido insinuar algunos interesados, ni en ellas ni todos los fiscales actuantes en el presente proceso seguido a esos imputados denominado Operación Anti Pulpo, en nuestra República Dominicana 🇩🇴, aunque sí es visible la emoción natural que genera el ejercicio de la carrera, esa misma emoción las han manifestado todos los disertantes antes los ojos del mundo que le observa.

Lo más importantes a destacar es que, es la primera vez en nuestra historia republicana que un caso como este de corrupción administrativa se está dilucidando en justicia con todas las garantías del proceso.

Digo que es la primera vez, en nuestra República Dominicana 🇩🇴, porque en el proceso judicial que registra nuestra historia, seguido al expresidente de la República Dr. Salvador Jorge Blanco, los que somos abogados sabemos que no les fueron respetados las más mínimas garantías procesales.

Se utilizó para aquel atropello judicial, al famoso juez magistrado Juan Manuel Severino, el cual se caracterizaba con que a todos el que le presentaban antes él con una acusación, este le cantaba sin ton ni son 20 años, sin importar derechos, debido proceso, causas y consecuencias, etcéteras, sólo bastaba una acusación para que cualquiera mereciera una sentencia de 20 años.

El doctor Salvador Jorge Blanco, expresidente de la República Dominicana 🇩🇴, 1982-1986, fue acusado de que en su gobierno hubo sobrevaluacion de productos vendidos a la fuerzas armadas.

Productos como Piñas, arroz y otros renglones, con sobrevalorados de 5 a 7 pesos, etcéteras.

Con una acusación como esta, ese Juez sin importar que el expresidente hubiese participado o no, en esa operación comercial, acusación hecha por demás, por su enemigo político, el Dr. Vincho Castillo, quien actuaba aliado al Dr. Balaguer presidente en ese entonces, en clara acción de retaliacion política.

Así pudieron convertir una inquina personal en una afrenta judicial con apariencias de legalidad.

Gracias a Dios, el proceso antes el cual todos el pueblo está atento es todo lo contrario, a aquel deshuesado proceso registrado en nuestra historia, estamos en presencia de un proceso judicial con todas las garantías jurídicas y ceñido al respecto de los derechos humanos de todos los encartados.

El Autor:
Lic. Máximo Martínez de la Cruz.
Abogado, Notario, con Maestría de Derecho y Procedimiento Civil.