PRSC sugirió una reforma constitucional permita a Danilo Medina ser candidato en 2024

0
84
El pais.Ing.Federio Atun Batlle Presidente del PRSC en el Almuerzo del Grupo de Comunicación Corripio.Hoy/Pablo Matos 2-04-2014

Diario Digital Dominicano, por José Benítez, 24 julio 2019, Santo Domingo, D.N.- El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) propuso una reforma constitucional que permita al presidente Danilo Medina repostularse en 2024.

Federico Antún Batlle, presidente de esa organización, declaró que, descartada la posiblidad de una repostulación presidencial, “es el momento de iniciar una discusión franca que tenga como objetivo enmendar errores y distorsiones de reformas constitucionales anteriores, como los ocurridos en el Pacto de las Corbatas Azules”.

Sugirió también poner un tope constitucional al endeudamiento público, cambiar el método de conformación de las altas cortes y que el Procurador General de la Repúblia y el presidente de la Suprema Corte de Justicia no sean designados por el Poder Ejecutivo.

Pidió, además, unificar las elecciones, lo que ahorraría millones de pesos que, a su juicio, podrían destinarse a la construcción de hospitales u para reformar la Policía, entre otras cosas.

“El país no resiste los gastos que representan hacer primarias o convenciones en octubre, realizar unas elecciones generales municipales en febrero, otras elecciones generales presidenciales y congresuales en mayo y la posibilidad de una cuarta ronda electoral en junio, si se produjera una segunda vuelta electoral», expresó.

Propuso, asimismo, eliminar el arrastre entre diputados y senadores, despolitización del Poder Judicial y la eliminación de la posibilidad de reelección de los jueces que integran la Suprema Corte de Justicia.

Tambien pidió más oportunidad a la juventud, disminuyendo a la mayoría de edad, o sea de 25 a 18 años, la edad mínima para accesar a los cargos de senadores y diputados.

Además, que los senadores, diputados, alcaldes, vicealcaldes, regidores, directores, subdirectores y vocales no puedan ocupar la misma posición por más de dos períodos consecutivos, a fin de facilitar la alternabilidad y renovación generacional en el ejercicio de puestos de elección popular.

Sugitió que se mantenga el modelo estadounidense para la elección del presidente y vicepresidente de la República (dos periodos y nunca jamás) y establecer los candados necesarios para evitar que se realicen nuevas reformas sobre el sistema presidencial.