Playoffs de la NBA serán reanudados este sábado

0
222

Diario Digital Dominicano, por Iván Almánzar, 28 de agosto 2020, Santo Domingo DN.- Este sábado 28 se reanudarán los playoffs de la NBA después de tres jornadas de paro por el boicot de los jugadores en protesta por el ataque policial al afro-estadounidense Jacob Blake.

Después de una reunión entre jugadores y dirigentes de los equipos, «todas las partes acordaron reanudar los partidos de playoffs de la NBA este  sábado 29 de agosto», señalaron la NBA y la Asociación de Jugadores en un comunicado.

La NBA y los jugadores, que el jueves habían acordado dar por terminado su boicot y este viernes volvieron a los entrenamientos, se comprometieron a una serie de acciones a favor del movimiento por la igualdad racial.

Entre esas medidas está la creación de una “coalición por la justicia social que se centrará en una amplia gama de cuestiones como el aumento del acceso al voto, la promoción de la participación cívica y la defensa de una reforma significativa de la policía y la justicia penal”, señaló el comunicado conjunto.

Otra de las acciones acordadas es que los dueños de los equipos que sean también propietarios de las canchas convertirán esas instalaciones en centros de votación para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, enfocándose en recibir a personas de comunidades vulnerables.

La NBA también creará y difundirá anuncios publicitarios en cada partido de playoffs dedicados a promover una mayor participación en las elecciones locales y nacionales.

Los jugadores de la NBA, que han llevado a cabo protestas diarias desde el reinicio de la temporada en Disney World (Orlando) el 30 de julio, aspiran a que más personas dentro de las comunidades afro-estadounidenses participen en los procesos electorales.

LeBron James, la superestrella de Los Angeles Lakers, y otros deportistas y celebridades crearon en junio la asociación ‘More Than a Vote’ (Más que un voto) para alentar y retirar barreras a las personas de las comunidades más humildes del país para que puedan votar en noviembre.

A principios de agosto también fue lanzada la NBA Foundation en la que los dueños de los equipos se comprometieron a aportar 300 millones de dólares durante la próxima década para apoyar el empleo y el desarrollo profesional en comunidades mayoritariamente afroestadounidenses.

Basquetbol y activismo

Antes de concentrarse en condiciones de aislamiento en Disney World, la NBA y sus jugadores se comprometieron a que el final de su temporada contribuyera a mantener vivo el clima de protesta contra el racismo generado a raíz del crimen de George Floyd a manos de un policía blanco en mayo.

Entre otros muchos gestos, los jugadores han protestado hincando la rodilla en la pista durante el himno estadounidense, han cambiado sus nombres en las camisetas por mensajes sociales y han dedicado sus comparecencias de prensa a exigir justicia por las víctimas de la brutalidad policial.

Sin embargo, en los últimos días varios jugadores manifestaron que no sentían que sus acciones estuvieran teniendo impacto social.

En ese contexto, el ataque a tiros de la policía de Wisconsin (norte) contra Jacob Blake, el último episodio de una larga lista de casos de brutalidad policial contra la población negra en Estados Unidos, desencadenó una sacudida de ira y frustración en Disney World.

El miércoles, los Milwaukee Bucks, equipo del estado de Wisconsin, se negaron a jugar, precipitando la suspensión de toda la jornada de ese día y del jueves.

Tras discutir la posibilidad de renunciar al resto de la temporada, una medida que apoyaban los miembros de Los Angeles Lakers y los Clippers, los jugadores acordaron el jueves reanudar los playoffs en el marco de sus conversaciones con la NBA y los dueños de los equipos para que se implicasen más en sus reivindicaciones.

Entre el miércoles y jueves se suspendieron un total de seis partidos de playoffs, cinco de ellos de la primera ronda y uno de las semifinales de la Conferencia Este, y para este viernes estaban programados otros tres.

El boicot de la NBA fue seguido en otras competiciones como las Grandes Ligas de béisbol, donde se suspendió una decena de partidos entre el miércoles y jueves, y el torneo de Cincinnati de tenis, que el jueves paró sus actividades.