Diario Digital Dominicano, por Máximo Martínez, 19 de abril 2020, Santo Domingo DN.-Hace dos semanas más o menos, las ambulancias del 911 no estaban dando asistencia ante el llamado de las emergencias por Coronavirus, y decían ante el llamado de las personas con síntomas, que marcaran la línea *462, sin embargo, tampoco en esa línea levantaban el teléfono a ningún vivo, esa línea telefónica colapsó.

Anterior a esto, se inventaron, que para poder recibir asistencia médica por Coronavirus, era necesario tener una indicación de un laboratorio.

Ah, pero cuando las personas llamaban al laboratorio, estos no te anotaban en una larga e interminable lista de espera, si no tenía consigo una indicación de un especialista médico del área: infectologo, internista, o sea que la indicación no podía realizarla cualquier profesional de la medicina.

Obviamente esta actitud era otra forma mas inteligente de ponérsela más difícil a la población que estaba en pánico ante los síntomas y avance de la terrible epidemia.

A consecuencia de esa negligencia por la falta de atención, empezaron a morir personas dentro de los hogares sin ningún diagnostico médico, pero, sin ninguna dudas a consecuencia de esta pandemias; a partir de ahí, creo que esto cambió la actitud criminal, insensible o de ignorancia, dijo alguien una vez «que el ignorante era un criminal en potencia», de las autoridades de salud pública, puesto que el 911, ha dado un giro y ya acuden ante el llamado de los pacientes del Coronavirus.

Por otro lado, las autoridades de salud pública todos los días dan cifras nuevas en boletines, dichos boletines tienen el siguiente comportamiento: si aumentan la cantidad de pruebas, entonces aumenta la cantidad de casos nuevos, por si, por el contrario si disminuyen la cantidad de pruebas, entonces disminuyen la cantidad de infectados.

Este dato pueden comprobarse en cada boletín, es muy obvio y demostrable que si llegara el día, que aquí decidieran lo que las gentes piden a gritos, la realizacion de pruebas masivas.

Eso se traduciría en cientos de miles de ciudadanos contagiados del terrible virus.

Ah, pero, me atrevo a pensar que esto no sucederá en ningún momento aquí en República Dominicana, porque el gobierno prefiere mantener sus estadísticas de contagiados, recuperados y fallecidos, en un renglón aceptable comparado con el resto de los países de la región mas o menos de iguales niveles de desarrollo.

De tal manera, que al ocaso de gestión del actual presidente, no concluir con la estampa de un revés o un fracaso total por mal manejo de la Pandemia, traducido esto en ineptitud gubernamental, a mi modo de ver el panorama político y social, y sobre todo el futuro de alguien que aspira a volver cuando las circunstancias constitucionales se lo permitan.

Es por ello, y a mi modo de ver las cosas, se que mantendrán como muro de contención el control irresctricto de dichas actitudes y seguir presentando unas estadísticas irreales para aparentar que se mantiene controlada la Pandemia.

El autor: es Abogado Notario.