Diario Digital Dominicano, por Rafael Fernández, 5 de abril 2020, Santo Domingo DN.-Hoy es un día muy especial para la clase periodística de nuestro país, porque es el día que celebra el profesional del micrófono, del lapicero, la cuartilla de papel, la Grabadora normal, o la Grabadora del celular para no citar fuera de contexto a sus entrevistados.

Es el dia de esos profesionales que a través de sus trabajos nos informamos de forma eficiente y objetiva dentro de las prerrogativas que presentan las informaciones vigentes en el país.

Este ser, considerado el héroe por excelencia y antonomasia, se arriesga todos los dias de sus vidas a todos los tipos de vicisitudes, enfrentando el peligro con sus vidas para colectar las informaciones veraces, pertinentes, creíbles y llevarlas a la población de forma desmenusada.

Este famoso ciudadano formado bajo las reglas preestablecidas en las ciencias comunicacionales, poseen dentro de sus conocimientos y habilidades, saber identificar ¿que es noticia? ¿y que no es noticia? es decir, a través del trabajo llevado a cabo día a día aprende a obtener el olfato necesario que les permite identificar que puede ser noticia o no, en el trayecto amplio del camino transitado.

Hemos escuchado, hemos leído, y se ha dicho desde tiempo remoto, que existen varios géneros periodísticos y, por demás que el noticioso no se comenta porque se contamina con las opiniones de marras.

El periodista debe saber si la noticia que servirá a la sociedad, esta contiene interés humano, además, saber identificar la prominencia y tener bien claro el antecedente de la figura que va ha entrevistar.

¡Quien no esta de acuerdo con la verdad científica, es como aquel que no entiende, que las disciplinas todas tienen sus propias jergas de comunicación.