Embarazo de Beatriz Pirón le impedirá ir a las Olimpiadas de Tokio 2020

0
187
Beatriz Pirón en su participación en los Juegos Panamericanos Lima-2019

Diario Digital Dominicano, por Iván Almánzar, 08 de septiembre 2020, Santo Domingo DN.- Beatriz Pirón es una de las atletas de mayor jerar­quía del deporte domini­cano y de las pesas.

Pirón, ganadora de me­dalla de oro de la catego­ría de los 49 kilogramos femeninos del torneo de levantamiento de pesas de los Juegos Panameri­canos de Lima 2019, tenía un sueño, una meta: asis­tir a los Juegos Olímpicos de Tokío 2020 que debie­ron celebrarse en julio pa­sado, pero el surgimiento del Covid-19 hizo poster­gar esa cita deportiva para el próximo año.

Para Pirón, quien tam­bién terminó como figura destellante de su categoría en los Juegos de Barran­quilla 2018, “todo se fue a pique” con la postergación de los Juegos de Tokío 2020.

Venía cumpliendo un riguroso programa de en­trenamientos pretendien­do una medalla en la más exigente cita deportiva.

En estos meses de pan­demia y paralización de las actividades, Pirón ha salido con un embara­zo, lo que pone un stop a sus pretensiones de asis­tir a los venideros Juegos Olímpicos.

“Estoy embarazada. Ha sido una sorpresa”, afir­ma la laureada atleta de levantamiento de pesas, madre de dos niños a sus 25 años. Este será el tercer vástago que tendrá Pirón.

La primera hija lleva por nombre Yamilka Eli­zabeth, de diez años y el segundo se llama Berlyn Elián, de seis.

Al conocer de su em­barazo, Pirón debió inte­rrumpir sus actividades rutinarias para mantener cierta forma para cuando regresara al entrenamien­to intensivo.

Ya lleva dos meses de embarazo, lo que descarta que pueda estar hábil pa­ra los Juegos Olímpicos de Tokío 2021. Tras conocer de su embarazo tuvo que parar sus actividades físicas, se ha dedicado a quehaceres en su hogar y ha tenido tiempo para dedicarlo a sus hijos.

El sueño de Pirón de asis­tir a esos juegos queda pos­tergado y ella dice lamentar la situación.

“Si Dios lo quiso así, lo acep­to”, dice resignada la atleta.

La Federación Dominicana de Levantamiento de Pe­sas, también ha sentido pe­na por la situación de em­barazo de Pirón, pues tenía cifradas esperanzas en que “ella podría realizar un buen trabajo en Tokío”.

Su evento más reciente fue a principio de este año cuando asistió al Mundial celebrado en Tailandia don­de se posicionó en la sexta posición.

“A lo primero me sen­tí un poco mal porque todo el mundo esperaba fuera a esas olimpiadas”, precisa la más dominante atleta de su categoría en el país. Sin embargo, ella no pierde la esperanzas de asistir a otra olimpíada que no sea la de Tokio.

“Tengo una meta que cumplir, apenas tengo 25 años.

Mí meta no muere ahí”, expresa la nativa de San Pe­dro de Macorís.

Pirón dice sentirse feliz y contenta “porque un bebé es una bendición de Dios”.

Lleva cinco años de unión con Juan de Jesús Pe­ña, pero no han tenido hijo.

Pero no todo ha sido pe­na por no poder asistir a los Juegos Olímpicos de Tokío y es que el pasado mes de julio Pirón recibió una vi­vienda entregada por el Go­bierno.

“En esta cuarentena re­cibí mí casa. Era un anhelo que tenía”, porque es madre de dos niños y espera un tercero, aunque a la vivien­da “aún les faltan detalles” como ponerles protectores a las puertas y persianas y amueblarla.

Pirón reside en el kiló­metros 3 de la carretera Me­lla, en San Pedro de Macorís y la vivienda que le fue en­tregada por el Ministerio de Deportes y el Instituto Na­cional de la Vivienda está si­tuada en el residencial Villa España de esa misma carre­tera.

Pirón pertenece a una fa­milia de tradición en el de­porte de las pesas.

Es sobrina de Guillermi­na Candelario, una ex atleta que tuvo una carrera brillan­te en este deporte, sus her­manos Jhon y Ana son dos atletas activos del equipo nacional de esa disciplina.

También es prima de Crismery Santana, quien es otra laureada levantadora de pesas.