El 32 por ciento de la población dominicana es hipertensa

0
805

Diario Digital Dominicano, por José Benítez, 16 abril 2019,Santo Domingo, D.N. El 32 % de población dominicana es hipertensa y el 60 % está en sobrepeso o sufre de obesidad, dijo este martes la presidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología (Sodocardio), Claudia Almonte.

En declaraciones a la prensa durante un acto por la celebración del Día Nacional del Cardiólogo, la especialista dijo que no se trata exclusivamente de personas de edad avanzada, si no, incluso, de jóvenes de 20 años con hipertensión y personas menores de 40 con infarto aguado de miocardio.

De acuerdo con Almonte, la cardiología ha avanzado en el país, pero “falta mucho” en el tema de la prevención, una tarea en la que deben involucrarse la sociedad y el Gobierno.

“Se deben manejar los factores de riesgos cardiovasculares como son fumar, el sedentarismo, la alta ingesta de sal, de azúcar y de grasa, que causan mayores niveles de colesterol en nuestra población”, apuntó Almonte.

Recientemente, la presidenta de la Sodocardio ofreció datos que indican que las enfermedades cardiovasculares son la causa del 37 % de las muertes en la República Dominicana.

Aproximadamente el 70 % de estas muertes son por infarto agudo de miocardio, lo que representa la segunda causa de muerte en el país, después de los accidentes de tránsito, dijo Almonte, al citar un informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses.

Según los datos, alrededor de 5,000 personas fallecen anualmente en la República Dominicana de entre las 10,000 y 15,000 que sufren un evento agudo de miocardio.

Un estudio publicado recientemente por la Alianza por la Comida Saludable indica que el consumo de comida procesada está relacionado con el 20 % de las muertes que se registran en la República Dominicana cada año, y explica que las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares constituyen la primera causa de mortalidad general en el país.

Además, representan el 10 % de las consultas, el 6 % de las emergencias y el 80 % de los ingresos hospitalarios no obstétricos de adultos en servicios públicos del país.