Diario Digital Dominicano, por Marisol Laurenz, 5 de abril 2020, Santo Domingo DN.-Las compras y contrataciones realizadas por las autoridades de salud, autorizadas por el Poder Ejecutivo, para prevenir y mitigar la propagación y dar asistencia médica ante la situación que presenta el país por la pandemia de coronarivus, cumplieron con los principios de publicidad y participación establecidos.

Así lo aseguró la Dirección de Compras y Contrataciones Públicas, al defender la transparencia con la que actuaron el Ministerio de Salud Pública (Mispas) y el Servicio Nacional de Salud (SNS).

Afirmó la institución que las compras y contrataciones cuestionadas fueron todas publicadas en el Portal Transaccional y en su mayoría tuvieron amplia concurrencia. “Es decir, contaron con una participación significativa en la mayor parte de los casos”.

Compras y Contrataciones puso como ejemplo, que en un determinado proceso participaron 24 empresas y fueron adjudicadas 15; en otro de 17, se adjudicaron 6. “Cabe recordar que, hasta septiembre de 2012, ninguna compra y contratación de emergencia era pública ni ningún otro proceso, y por tanto, solo unos cuantos participaban”, dijo.

Asimismo, dio seguridades de que aun cuando son compras declaradas de emergencia, y por tanto se encuentran liberadas de los procedimientos ordinarios, deben cumplir con lo que establece la normativa, y los requisitos (especificaciones y criterios de adjudicación) que fijen las instituciones responsables de estas adquisiciones, quienes deberán justificar sus decisiones.

La institución salió al frente a las denuncias de varios sectores en torno a que las autoridades cometieron presuntas irregularidades al momento de adquirir equipos e insumos para el combate al coronavirus.

“En los casos denunciados, y dado que los proveedores no cumplieron con el plazo de entrega, el SNS y el Mispas, notificaron la rescisión de las adjudicaciones, iniciaron el procedimiento para solicitar la inhabilitación por incumplimiento y se está procediendo a realizar nuevamente la publicidad de los requerimientos”, afirmó Compras y Contrataciones en un documento bajo firma de su directora general, Yocasta Guzmán Santos.

El organismo destacó, que en relación a la denuncia sobre el aumento exorbitante de los precios, totalmente cuestionable, es importante recordar que “estamos presenciando y participando en mercados internacionales completamente alterados” y fuera de lo tradicional.

“Especialmente en lo que se refiere a medicamentos e insumos médicos, incluidos vestimentas de protección, guantes, mascarillas, etcétera. El COVID-19 es un virus que está afectando a nivel global y actualmente todos los Gobiernos necesitan lo mismo y al mismo tiempo, por lo que existe una muy alta demanda y limitada oferta”, defendió la institución.

En relación a los pagos, se ha confirmado que el Gobierno dominicano cuenta con el presupuesto necesario para pagar todas las compras y contrataciones realizadas, declaradas de emergencia, agregó.

En cuanto a los proveedores, ha sido verificado que se encuentran inscritos y activos en el registro de proveedores del Estado y se trabaja en el levantamiento de información de las actividades comerciales inscritas, así como la composición accionaria, además de otros aspectos que han sido objeto de denuncia.

Además, informes internacionales advierten sobre restricciones al libre comercio, indicando que más 50 países han prohibido la exportación de los bienes y productos que fabrican sus empresas y que son requeridos para dar atención a la pandemia. Esto está llevando al colapso de los mercados.

“Desde el inicio de la declaratoria de compras de emergencia, se ha incorporado el seguimiento a los precios de estos bienes a través del Sistema de Precios del sector público, que permite conocer los precios a los que compran los mismos bienes y servicios cada institución. A esto se ha agregado también la observación de los mercados internacionales”, refirió el organismo.

Los datos que genera el Sistema de Precios del Mercado Público han sido remitidos al Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (PRO-CONSUMIDOR) y a la Oficina Nacional de Defensa de la Competencia (PRO-COMPETENCIA).

Esto, dijo la institución, para que, en el ejercicio de las facultades de estos entes públicos, determinen si los precios ofertados y adjudicados se podrían considerar, en el contexto actual, prácticas contrarias a la libre competencia, manipulación de precios, abuso de posición dominante, especulación y monopolio, acuerdos, colusión y/o actos de competencia desleal.

“De comprobarse lo anterior, pueden estar seguros de que el Gobierno dominicano identificará los mecanismos para presentar las demandas que correspondan, en adición a la inhabilitación de los proveedores que hayan incumplido en las entregas, dada la situación de emergencia de salud declarada mundialmente”, aseguró.

Compras y Contrataciones informó, además, que mientras dure el estado de excepción y dada la situación que afecta los mercados, se estará permitiendo y promoviendo la participación de empresas extranjeras sin domicilio en el país que suplan los bienes y servicios que requiere la atención a la pandemia, solo con la inscripción provisional en línea a través del Portal Transaccional o del formulario disponible en la página web de Contrataciones Públicas.