Operación Antipulpo: Juan Ramón Gómez Díaz con contrato de RD$21 mil millones: Comienzan a enfermarse los imputados

0
122

Diario Digital Dominicano, 8 de diciembre 2020, Santo Domingo DN, República Dominicana.-Fue llevado de emergencia este martes a una clínica de la capital el excontralor Rafael Germosén, uno de los exfuncionarios del pasado gobierno apresados en la Operación Antipulpo por corrupción administrativa y contra quien el juez Alejandro Vargas, de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, podría ordenar prisión preventiva como medida de coerción.

Los médicos que le atendieron dijeron que el malestar que sintió puede haber sido provocado por el estrés de la prolongada audiencia de anoche. Después de que le atendieron el imputado fue devuelto a la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, informó Patricia Lagombra, directora del Nuevo Modelo Penitenciario.

“Ciertamente, lo llevamos un momento a la clínica. Tenemos el cuidado de que el señor Rafael Antonio Germosén Andújar, como los demás arrestados en la Operación Antipulpo y todos los internos del Nuevo Modelo, reciban las atenciones médicas requeridas de manera oportuna. Pudimos retornarlo al Palacio de Justicia, en donde nuestro personal se mantiene pendiente de él”, indicó.

Alexis Medina se defiende

Alexis Medina Sánchez, hermano del expresidente de la República Dominicana, Danilo Medina, calificó de «puras mentiras» las acusaciones en su contra hechas por el Ministerio Público durante la audiencia en que se conoce el pedido de medidas de coerción contra él y otras nueve personas, entre ellas exfuncionarios, acusadas de estafa contra el Estado.

Casi al finalizar la noche de este lunes, Alexis agotó un turno para refutar argumentos que desde el domingo viene exponiendo en un juzgado de instrucción de esta capital una batería de fiscales, encabezados por Wilson Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de la Corrupción Administrativa (Pepca) y la procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso.

«Nadie es testaferro mío», dijo en referencia a varios de los imputados en el caso, y afirmó que «se montó una campaña de descrédito desde que cambió el Gobierno» el pasado agosto cuando se produjo el relevo de la administración de Danilo Medina por parte de Luis Abinader.

Tras alegar que el Ministerio Público «desde el primer día, ha sido devastador para la familia Medina”, señaló: “El nivel de zozobra que hemos vivido inmediatamente perdió el PLD ha sido insostenible, insostenible. Yo no oculté nada”. Enfatizó que “sobre las cosas que se han ido diciendo”, él tiene “las pruebas y constancia de que son puras mentiras”.

Licitaciones

Alexis Medina Sánchez admitió que participó y ganó numerosas licitaciones realizadas por el Estado, entre ellas para la compra de medicamentos, equipos para hospitales, brazaletes para personas detenidas, mascarillas y desinfectantes para protección del coronavirus. Esto, a pesar de que la Ley de Compras y Contrataciones prohíbe a funcionarios y sus familiares cercanos realizar este tipo de labor.

También admitió que él figura como ejecutivo de distintas “razones sociales” a través de las cuales trabajaba y que operaban en oficinas ubicadas en lugares diferentes de la ciudad de Santo Domingo.

“Y yo le quisiera preguntar a todos los presentes que están acá ¿qué de malo tiene que si usted ha estado alquilando oficinas y tiene varias razones sociales para trabajar, usted las ponga todas en dos pisos?. Que alguien me explique dónde está la maldad de eso”, enfatizó. El juez José Alejandro Vargas, quien conoce la solicitud de imposición de medidas de coerción, aplazó hasta este martes la audiencia en la que, además de Alexis Medina, figuran como imputados otras nueve personas.

Grandes empresarios hacían cobros indebidos al Estado

El ingeniero Aquiles Alejandro Christopher Sánchez, exdirector de fiscalización de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), acusó formalmente a un grupo de empresas de haber hecho indebidamente cobros multimillonarios al Estado por obras que les fueron asignadas y cuyo valor era supuestamente inferior al que ellos reclamaban.

En la audiencia que un juzgado de instrucción celebra para conocer un pedido de medidas de coerción para diez imputados por supuesta corrupción gubernamental, Christopher, quien tiene 74 años de edad y es uno de los acusados, mencionó entre esas empresas a las que tienen como figuras principales a los empresarios Juan Ramón Gómez Díaz, Manuel Estrella y José Ramón Brea.

El profesional relató que inmediatamente el ingeniero Francisco Pagán fue designado director de la OISOE en agosto del 2015, le llamó (a Christopher) para que se hiciera cargo de una “Unidad de Auditoría Técnica Financiera”, la cual no figuraba en el organigrama de este organismo, pero a partir de ese momento se encargaría de evaluar todas las obras que en ese momento construía el Estado.

Señaló que quienes entonces laboraban en esa unidad evaluadora era “un grupo de niños”, de los cuales el mayor apenas tenía 35 años y a quién él duplicaba en edad. Estos últimos, según dijo, tenían temor porque a quienes debían comenzar a evaluar era a precisamente a los tres empresarios mencionados, pero él (Christopher) les dijo que no tuvieran temor.

Declaró que dos días después a él le correspondió ir a Santiago de los Caballeros a evaluar la remodelación del hospital José María Cabral y Báez, a cargo de una empresa encabezada por Gómez Díaz, quien también es presidente del Grupo Telemicro.

También en Santo Domingo dicha unidad debía supervisar la construcción del Merca Santo Domingo, a cargo del ingeniero José Ramón Brea, y otras obras asignadas al ingeniero Rafael Estrella (estos últimos propietarios de la estación de radio Super 7 y CDN Cadena de Noticias, respectivamente).

Juan Ramón Gómez Díaz con proyectos por RD$21 mil millones

Aseguró que el consorcio encabezado por Gómez Díaz tenía 23 proyectos de obras a su cargo por un monto de 21 mil millones de pesos. “Al hacer la evaluación tenía pendientes cubicaciones por pagar, aprobadas por las autoridades salientes por 7500 millones de pesos. Y nosotros comprobamos que no era así, que al revés, tenían un negativo de 947 millones de pesos”, expresó. Alegó que ahora “esos (Gómez Díaz) son de los enemigos que se le levantan hoy”.

Dijo que Conciviles S.A. es otra empresa relacionada con un consorcio español que “estaba reclamando 3500 millones de pesos y al final quedó debiendo 922 millones” y ha sido sometida por la OISOE por ante la Cámara de Cuentas.

Agregó que el hospital Marcelino Vélez tenía aprobado un presupuesto de 3200 millones de pesos “y nosotros terminamos a la obra con 700 millones, ahorrándole al gobierno dominicano 1500 millones”. Señaló que el Merca Santo Domingo tenía una cubicación pendiente de pago de 750 millones de pesos “y cuando nosotros evaluamos, quedaron debiendo 47 millones”.

Alegó que en una situación parecida estaba Tecnohospital, una empresa “que no se sabe de quién es”, la cual tenía dos obras: la terminación del comedor de la UASD y de algunas obras del Hospital.

Christopher Sánchez

El exdirector de fiscalización de la OISOE es uno de los imputados por el caso de supuesta corrupción gubernamental porque, según el Ministerio Público, se confabuló con Alexis Medina Sánchez, hermano del expresidente Danilo Medina, para la supuesta millonaria al Estado.

En la audiencia de este lunes el Ministerio Público solicitó prisión preventiva para Christopher por considerar que es “la medida que garantiza” que él se presente a los actos del procedimiento y evitaría que “continúe distrayendo evidencias del proceso haciendo transferencias a través de terceros”.

Yeni Berenice con mas evidencias

La procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso afirmó que el ministerio público tiene en su poder informaciones y evidencias que no necesariamente las expuso en la medida de coerción sobre el supuesto entramado de corrupción de Alexis Medina Sánchez.

Dijo que era más fácil que alguien pudiera tocar una estrella a que la defensa pueda justificar el crecimiento económico del patrimonio del hermano del expresidente Danilo Medina. Dijo, incluso, que para diciembre del año 2011 le habían cortado hasta el servicio de telecable por falta de pago. “Tenía una condición económica precaria. Tan precaria que en el año 2011 le cortaron el cable”, explicó Reynoso.

El Ministerio Público sostuvo la noche del lunes que el imputado ha distraído evidencias y ocultado bienes a las autoridades.