CORAABO ejecuta el programa Barrera de Sanidad mejora el drenaje de Boca Chica

0
30

Diario Digital Dominicano, por Marisol Laurens, 19 de julio, 2018, Santo Domingo DN.-La Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Boca Chica ejecuta el programa Barrera de Sanidad, el cual está dirigido a solucionar la escasez de agua que afecta a este municipio de la provincia Santo Domingo y el drenaje pluvial.

Estos proyectos desarrollados en todo el municipio forman parte del Plan Estratégico Institucional de Coraabo
El programa de construcciones Barrera de Sanidad, desarrollado por la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Boca Chica (Coraabo), pretende solucionar los problemas del agua y el drenaje pluvial que desde hace décadas enfrenta este municipio de la zona oriental de Santo Domingo.

Con un costo que sobrepasa los 50 millones de dólares, Barrera de Sanidad es un proyecto integrado al Plan Estratégico Institucional de Coraabo, de acuerdo con el director de esa entidad, Fermín Brito, quien indicó además que estas construcciones están alineadas con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS), de garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Parte de los más de 250 mil habitantes de este municipio han sido beneficiados con obras como la ampliación de más de 20 kilómetros de redes de agua potable, que ha reducido la brecha de acceso de un 83.3 a un 90.2, de acuerdo con Brito, quien precisó que ese proyecto se desarrolla con el propósito de colectar y recoger las aguas de la lluvia, mientras que por otro canal mantienen las aguas cloacales separadas de las aguas pluviales.

“A corto plazo también está la construcción de fosas sépticas de dos cámaras con filtro anaeróbico para conectar hogares que no tienen el saneamiento y el acceso a lo que es el tratamiento de aguas residuales. Estas mismas están contenidas en el Plan Estratégico, vinculadas al gran proyecto de saneamiento Barrera de Sanidad”, destacó Fermín. Explicó que aunque todavía están en el proceso de diagnósticos, estudios y diseño del proyecto general de saneamiento, se van construyendo soluciones sanitarias en los barrios.

Aseguró que técnicos, ingenieros, arquitectos y bioanalistas recogen pruebas, dentro de todo el litoral marino y costero de este municipio para realizar el estudio de factibilidad y presentarlos al Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) con el propósito de continuar la otra etapa en 2019, que procurará sanear la playa y los acuíferos de esta localidad.

Uno de los proyectos que más ha beneficiado fue la rehabilitación del Campo de Pozos Brujuelas-Casuí, que favorece a más de 470 mil habitantes de 20 sectores como La Ureña, Cancela, Riviera del Caribe, Zona Franca de Las Américas, barrio Paraíso, Residencial Las Américas, Barrio de Policía, Profesor Juan Bosch, Marbella I y II, Los Frailes I y II, Tropical del Este, San Bartolo, Club de Aduanas, Los Molinos, entre otros.

Dicho campo de pozos funciona a plena capacidad, ya que desde hace años solo se encontraban funcionando seis de sus 23 motobombas. Produce 22.5 millones de galones de agua diarios y contribuye a mejorar las condiciones de vida de los moradores de esas comunidades.

Coraabo pretende además diseñar un proyecto para asegurar mayor acceso de agua, a través del aprovechamiento de las aguas superficiales del río Brujuela, cuyo potencial no ha sido aprovechado. “De esa manera se podría mitigar lo que es el tema de la intrusión salina, es decir, el avance del mar por debajo de la tierra hacia los acuíferos subterráneos. Estamos sometiendo la ampliación de agua potable, del sector norte de Andrés, que ha ido creciendo vertiginosamente”, agregó en ese sentido Fermín.

“Hemos proyectado impactar un poco más la parte norte de lo que es el municipio, donde está el crecimiento, por eso hablamos de la ampliación de las redes de agua potable en esa área próximamente”, declaró.

Fermín anunció además que planean “la ampliación del acueducto de Boca Chica con la construcción de otro tanque de almacenamiento. De igual manera, proyectos conexos con este, relacionado con la ampliación de redes en el área de Campo Lindo, La Caleta, y El Valiente. Con esto estamos buscando convertir a Boca Chica en el primer municipio turístico sin problemas de agua potable”, aseguró. Fermín comentó que Coraabo efectuó un acuerdo de cooperación interinstitucional con la Alcaldía del municipio, “con el propósito de multiplicar las soluciones a corto plazo, como la intervención del área de drenaje pluvial de otras partes de Boca Chica, donde se convertían en residual por el tiempo que duraban acumuladas”.

“Estamos firmando acuerdos de cooperación con varias instituciones, especialmente con las ligas de béisbol, en donde ellos se comprometen a fortalecer el tema del saneamiento”, expresó Fermín, quien a la vez agregó que la entidad que dirige también llegó a un acuerdo con la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD).

Otra de los trabajos que contempla este plan es la aumentar la instalación de micromedidores, de los cuales ya se han colocado alrededor de siete mil, que han ido reduciendo el agua no potabilizada y las pérdidas en los hogares. Esta medida busca reducir las pérdidas y aumentar las recaudaciones, informó Fermín.

“El mayor desafío que tenía esta comunidad era el agua, pero poco a poco a través de estos proyectos, hemos brindado las soluciones que tanto esperaban, y que representaba uno de los mayores dolores de cabeza cuando llovía y hasta en su diario vivir”, manifestó.

Coraabo está entre las principales instituciones que trabajan a favor del agua potable en el país. La entidad quedó en tercer lugar en el ranking del Sistema de Monitoreo de Administración Pública el año pasado.

“Ya no tenemos que correr cuando llueve”

Casimiro Ureña vive en la calle Ernesto Golleneche, de Andrés. Cuenta que después de que se realizaran varios trabajos de alcantarillado en esa zona los moradores de esta localidad del municipio no temen a las inundaciones. “Antes teníamos que estar muy pendientes hasta de las lloviznas, pero ahora uno confía. Incluso con la tormenta Beryl aquí no se inundó nada. Ya no tenemos que correr cuando llueve”, manifestó.