Cantante urbano Rochy RD continúa en cuidados Intensivos: Le extirpan parte de los intestinos

0
290

Diario Digital Dominicano, por Roberto Hernandez, 21 de enero 2020, Santiago.-El director del hospital Regional José María Cabral y Báez, confirmó este martes que al exponente de música urbana le fueron extirpados algunos segmentos intestinales, además de ostomias temporales (El contenido intestinal que sale a través del estoma será recogido en una bolsa adherida a la pared que la rodea).

A través de una nota de prensa, se informó que Aderly Ramírez Oviedo, nombre real del artista, permanece estable, en Cuidados Intensivos y otras dos personas que fueron llevadas la madrugada del lunes, a la emergencia de ese centro de salud con politraumatismos, tras sufrir un accidente de tránsito en el municipio de Navarrete.

El doctor Ernesto Rodríguez explicó que el cantante presentó trauma cerrado de abdomen por lo que fue intervenido quirúrgicamente.

“También requirió transfusión de sangre y ventilación mecánica pero este martes fue extubado y se recupera de manera satisfactoria”, agregó.

Las otras dos personas que llegaron con el exponente urbano son su hermano y el conductor del otro vehículo involucrado en el accidente; ambos presentaron diversos traumas pero de menor gravedad, fueron llevados a cirugía y se encuentran estables, en sala común.

Investigan difusión de imágenes El director del hospital Cabral y Baéz informó que realiza una investigación para identificar el o los responsables de la difusión de informaciones e imágenes a través de redes sociales sobre la salud del cantante.

El doctor garantizó que quienes divulgaron esos datos serán identificados y deberán enfrentar las consecuencias disciplinarias y legales de sus hechos.

“Calificamos esta acción como irresponsable porque atenta contra la dignidad humana y afecta el sentimiento de sus familiares, amigos y seguidores”, dijo.

Recordó que está prohibido difundir imágenes o información sobre algún paciente por respeto a su privacidad, además de que es un mandato ético y un derecho que quien lo viole, deberá recibir las sanciones de rigor.