MINERD debe a suplidores del desayuno escolar RD$5,000 MM

0
366

Diario Digital Dominicano, por Pedro Feliz, 19 de mayo 2019, Santo Domingo DN.-El Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE) adeuda más de cinco mil millones de pesos a los suplidores del desayuno escolar que se sirve en las escuelas de jornada extendida, denunció la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (FENACERD).

Manuel Ortiz Tejada, presidente del gremio, explicó que “esa deuda tiene al borde del colapso a los suplidores de alimentos para estudiantes y dificulta las operaciones de las empresas y negocios de donde nos surtimos”.

“Los suplidores de los proveedores del desayuno escolar tienen problemas, porque nuestras micro y pequeñas empresas no les pueden pagar”, indicó.

Aumento salarialEn otro orden, favoreció que a los trabajadores le aumenten el salario, ya que circularía más dinero y se incrementarían las ventas. Sin embargo, advirtió que “si se aprueba un aumento salarial sin antes reclasificar las empresas, unas 300 mil micro, pequeñas y medianas empresas correrían el riesgo de desaparecer, porque no tendrían capacidad para asumir esos incrementos”.

“Un reajuste salarial, unido a los problemas que enfrenta el sector por la falta de un mecanismo de pago simplificado tributario, sería fatal para las micro, pequeñas y medianas empresas”, declaró Ortiz Tejada en el programa “Tres a la Semana”, que se difunde por Cinevisión, Canal 19, donde fue entrevistado por José Miguel Carrión y Daniel Candelario.

Explicó que “nosotros no estamos negados a aumentar, queremos que eso se mantengan y se escriba. Sin embargo, en nuestro país existen leyes que se discutieron y se aprobaron”.

“A nivel internacional se hizo una reclasificación de las micro, pequeñas y medianas empresas que estableció los parámetros sobre los cuales se miden esos negocios, pero nuestros amigos sindicalistas quieren desconocer la ley, y quieren dar la galleta y después hablamos, que sería como decir auméntame el salario y después hablamos”, indicó.

Agregó que “no se puede pensar que una empresa que cuente con un capital equivalente a cuatro millones de pesos sea clasificada como una empresa grande. El sector laboral pretende que las empresas sean clasificadas en base a los parámetros que existían en 1992”.

Micro empresas en casas de familia“La situación de las micro empresas que se forman en casas de familia es peor, ya que a pesar de que el esposo, la esposa y familiares trabajen en las mismas, si cuentan con un activos superiores a los cuatro millones, incluida como activo la casa familiar, tienen que pagar a sus empleados el salario mínimo mayor que pagaría una empresa realmente grande”, manifestó.