Implicados en Coral 5G exigían sobornos a suplidores y «distraían» fondos

Por Diario Digital Dominicano
Compartir

Diario Digital Dominicano, por Geisha C. Terrero, 20 noviembre 2021, Santo Domingo, DN.-La Operación Coral 5G que es una continuación del caso del mismo nombre involucra a militares de altos rangos por supuestamente distraer fondos del Estado.

De acuerdo con el expediente del Ministerio Público este entramado militar operaba bajo las siguientes características.

• Crearon empresas a nombre de personas relacionadas al sistema financiero de estas instituciones para supuestamente “suplir combustibles y materiales gastables”, los cuales nunca fueron entregados, realizándose cuadres ficticios para pasar los controles de auditoría y así poder distraer fondos millonarios del Estado.

• Asignaron sumas millonarias como partidas mensuales para raciones, operaciones de inteligencia, valores que eran utilizados para gastos personales e inversiones de los directores y financieros de las instituciones.

• Nombraron personas de confianza en los departamentos de auditoría, despacho de combustible, almacén, raciones alimenticias, inteligencia, cuentas por cobrar, a los fines de poder mantener el control de lo que se presentaba a la Contraloría General de la República.

• Adulteraron cuadres, para presentar informes ficticios que se presentaban a la Contraloría General de la República para fines de dar apariencia de lícitud a sus operaciones.

• Exigían sumas millonarias como sobornos a empresarios suplidores del CUSEP y CESTUR.

• Utilizaron militares y policías que se prestaron para hacer millonarias transacciones sin justificación de la procedencia de los recursos, ya que realmente eran fondos extraídos del patrimonio público, a través de instituciones castrenses y otras organizaciones.

• Eligieron una sucursal del Banco de Reservas y su gerente, para que las transacciones realizadas por estos policías y militares nunca generarán alertas de Reportes de Transacciones Sospechosas (ROS), en el Sistema Financiero Dominicano.

• Inyectaron dinero en una empresa disfrazada de asociación, que realizó operaciones millonarias típicas de una organización empresarial, pero con el objetivo de evadir la fiscalización de las sociedades comerciales se le dio apariencia de una Organización no Gubernamental.

• Crearon varias empresas para adquirir bienes, pero que no presentan operaciones comerciales, porque su único objetivo era la adquisición y construcción de bienes para darles apariencia lícita a propiedades adquiridas productos de acciones delictivas.

• Utilizaron varias organizaciones religiosas como escudo, en una maniobra propia del crimen organizado, que busca disfrazar millonaria operaciones de lavado de activos, a través de objetivos nobles, manifestaciones que se repiten desde la Italia marcada por la mafia, como la Colombia golpeada por el narcotráfico y el México de hoy que libra una batalla contra el crimen organizado.

• Distrajeron fondos del Estado a través de personas que figuraban en nóminas públicas sin trabajar y recibían un pago mensual a cambio de ser prestanombres, obtener una pequeña suma de dinero y devolver entre el 80 y el 90% de lo cobrado, cada mes, para ser distribuido entre los miembros de la organización.

• Concertaron entre funcionarios para ejecutar acciones y operaciones contrarias a la ley.

• Utilizaron sellos de distintas instituciones públicas como la Contraloría General de la República para darle apariencia lícita a las operaciones que buscaban distraer los fondos del Estado dominicano.

Se recuerda que por esta investigación el MP arrestó el pasado 24 de abril de 2021 a exseguridad del expresidente Danilo Medina, Adán Benoni Cáceres Silvestre, al coronel de la Policía Nacional, Rafael Núñez de Aza, exdirector financiero del CUSEP y del CESTUR, la asimilada de la Policía Nacional, Rossy Maybelline Guzmán Sánchez (a) La Pastora, entre otros.

Torres Robiou «distraía» fondos de inteligencia, viáticos y raciones 
De acuerdo con el Ministerio Público los implicados en la Operación Coral 5G supuestamente distraían los fondos de inteligencia, viáticos y raciones tanto en el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR) como en el Cuerpo de Seguridad Presidencial (CUSEP).

El documento detalla que en el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CERTUR) la estructura con la práctica anteriormente era conformada por los imputados General Juan Carlos Torres Robiou (a) D1, exdirector del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística 2014-2021, coronel Carlos Augusto Lantigua Cruz (a) El Ayudante, exayudante del Director y encargado de mesa y raciones del CESTUR, Coronel Miguel Alfredo Ventura Pichardo FARD (a) CT2, Encargado de la División de Inteligencia, este último siendo sustituido posteriormente por el Coronel Roberto Acevedo Tejada FARD (a) Acevedo.

“Dentro del presupuesto del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR) existían asignaciones anuales, que se desembolsaban mensualmente, destinadas a distintos gastos, entre los que están combustible, raciones, viáticos, gastos de inteligencia, entre otras. A la llegada del imputado General Juan Carlos Torres Robiou FARD (a) D1 a la dirección del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CERTUR), el 18 de agosto del 2014”. Indica que en Cestur creó su mesa 49 de confianza conformada de la siguiente manera.

El documento revela que supuestamente a cada de uno de los miembros de la mesa de confianza del imputado, el general Juan Carlos Torres Robiou FARD (a) D1 se le asignaron puestos estratégicos en donde administraban fondos y ejecutaban órdenes que le permitían manejar a discreción los recursos de la institución.

«En el caso del imputado Coronel Carlos Augusto Santigua Cruz FARD, quien se desempeñó como ayudante del Director General, el coimputado General Juan Carlos Torres Robiou FARD (a) D1, además de ser el encargado de mesa del CESTUR, le fueron asignados inmediatamente los fondos destinados a raciones alimenticias para ser repartidos entre la dotación de miembros policiales, militares y asimilados de la institución», explica

El órgano acusador informó que dichos fondos se dispensaba mensualmente hacia la cuenta del banco de Reservas del imputado coronel Carlos Augusto Lantigua Cruz.

 


Compartir

Contenido relacionado