Elegimos el camino del consenso y la construcción de alianzas para la estabilidad y seguridad de la gente

0
85

Diario Digital Dominicano, por Freddy Bello, 28 enero 2019, Santo Domingo DN.-El presidente Danilo Medina afirmó hoy que el camino escogido en la República Dominicana ha sido el del consenso y el de la construcción de alianzas, para garantizar la estabilidad y la seguridad de la gente.

Durante su intervención en la Reunión del Consejo de la Internacional Socialista, que tiene lugar en la República Dominicana, precisó que en su ejercicio gubernamental ha optado por “el camino que no divide, sino que suma y multiplica”.

“Apostar a la política significa poner en primer plano los recursos y la energía del Estado para reducir la desigualdad, construir un país más justo y efectivamente, más seguro para todos y todas”.

Expresó que también significa mirar más allá de las pequeñas diferencias ideológicas, para construir proyectos de unidad progresista que den respuesta a las demandas de la población.

División, alimento para quienes se sirven de la política para velar solo por sus intereses

Explicó que la división y la batalla interna es el alimento para el desencanto y la mejor herramienta de aquellos que no creen en la política, pero se sirven de ella para llegar al poder y velar sólo por sus intereses.

“Donde intenten imponer la división, nosotros respondemos con más unidad. Donde intenten recortar derechos, nosotros los ampliamos y los hacemos más fuertes”.

“Donde se imponga la demagogia, nosotros seguimos trabajando con hechos, con medidas concretas, con progreso social para nuestra gente”.

Más de 1,400,000 personas sacadas de la pobreza

En ese contexto, compartió la experiencia dominicana. Señaló que en los últimos años se ha logrado sacar a más de un millón cuatrocientas mil de personas de la pobreza y dedicar el 4% del Producto Interno Bruto a la Educación”.

Democratización de la salud, el crédito, la vivienda y la seguridad

Igualmente, “extender la red de salud pública, democratizar el crédito e invertir en novedosos planes de vivienda social y seguridad ciudadana”.

“Y eso solo ha sido posible gracias a la construcción de consensos y, sobre todo, a la defensa de un principio fundamental que nos llevó a la presidencia de la República: Primero la gente, primero sus necesidades, primero su tranquilidad y bienestar”.

Advirtió que pese a que se ha reducido sustancialmente la desigualdad y se ha avanzado a grandes pasos en la creación de estados de bienestar, no se puede caer en la complacencia ni perder la perspectiva.

“Debemos ser conscientes que las conquistas no son irreversibles. No debemos olvidar que los derechos que se ganan con esfuerzo y sacrificio, pueden llegar a perderse en poco tiempo, si ese esfuerzo se disipa”.

Seguridad es más que combate a delincuencia

Destacó que los líderes políticos tienen la responsabilidad, cada día más urgente, de responder desde sus valores a las demandas de seguridad y confianza de la gente.

“Sabemos que el combate a la delincuencia es importante para traer seguridad a las calles y los hogares. Y debemos estar decididos a ganar esa batalla, cueste lo que cueste”.

“Pero sabemos también que la seguridad, la certeza y la confianza son mucho más que eso, es tener una vivienda digna y un empleo estable, es no tener que preguntarse qué van a comer tus hijos mañana, ni cómo vas a poder costear su educación”.

“Tranquilidad es saber que en caso de enfermedad tienes una red de atención que responde, una salud pública en la cual confiar”.

Danilo Medina afirmó que estas y otras muchas certezas no se han construido nunca desde el discurso de la exclusión, de la división, ni del sálvese quien pueda.

Intercambio de ideas y mirada en el fututo para afrontar retos

Expresó que estas conquistas de la gente se logran desde espacios como la reunión de la Internacional Socialista.

En ese sentido, el jefe de Estado dominicano se mostró alegre de la Internacional Socialista haya elegido la República Dominicana para sostener este encuentro.

“Vamos a demostrar, en la práctica, que la respuesta frente a los nuevos retos no es la nostalgia ni el aislamiento, sino el libre intercambio de ideas y la mirada puesta en el futuro”.