Durante pleito entre delincuentres asesinan mujer de 63 años que regresaba a su hogar

0
32

Santiago.-Ana Antonia Rodríguez se convierte en la nueva víctima en el barrio Yagüita de Pastor. Perdió la vida en uno de los enfrentamientos constantes entre grupos rivales que se disputan puntos de drogas o se enfrentan en rencillas.

Rodríguez, de 63 años y madre de cinco hijos, regresaba del colmado donde fue a comprar azúcar a eso de las 9:30 de la noche del martes y al dejar la puerta abierta un hombre que huía de la persecución de cinco individuos penetró a su hogar.

De acuerdo a la versión de los testigos, los delincuentes penetraron a la vivienda de madera y zinc para asesinar a Ray Castillo Reyes, de 24 años, a quien perseguían supuestamente por viejas rencillas con otro grupo que días antes agredió a un integrante de la banda, y dentro de la vivienda ultimaron a la mujer.

Las autoridades acusan de la muerte de la mujer a Castillo Reyes y a cuatro individuos identificados como El Poli, Ñeñe, El Cüeiche, El Piro y Brayam, todos residentes en el barrio El Maizal.

“Hay que acabar con la delincuencia en esta zona, hoy fue mi madre a la que mataron. Como hija espero que se haga justicia y sean apresados y condenados”, expresó Marilyn Rodríguez, hija de la dama. Desde hace varios años, la Yagüita de Pastor reporta el mayor número de muertes violentas, en su mayoría registrada durante enfrentamientos entre bandas rivales y donde caen abatidas personas ajenas a las riñas.

Castillo Reyes narró que al ver la presencia de dichos desaprensivos emprendió la huida y logró penetrar a la casa de Ana Antonia Rodríguez, por lo que los individuos hicieron varios disparos, impactando dos de ellos a la dama.

Castillo Reyes apenas tenía tres semanas que se había mudado a la barriada y según los parientes de la mujer asesinada, no presenta signos de ser persona violenta o ser parte de grupos armados.

El equipo técnico de la Policía Nacional recolectó 10 casquillos de pistola calibre nueve milímetros, un proyectil mutilado, una cápsula y una piedra ensangrentada.