Canciller haitiano traza pautas a República Dominicana

0
84

Diario Digital Dominicano, 2 diciembre 2020, Santo Domingo DN, República Dominicana.-En un encuentro con el canciller haitiano, Claude Joseph, la Fundación Zile (FZ) planteó la creación de un fondo de responsabilidad social corporativa para contribuir, entre otras finalidades, con las atenciones de salud que reciben las parturientas de Haití en hospitales de la República Dominicana.

La comisión expuso entre otros motivos de la creación del fondo la necesidad de apoyar al Estado dominicano en una tarea solidaria que debe envolver otros actores y particularmente la parte haitiana.

La entidad binacional precisó que el Fondo Empresarial de Cooperación Dominico-Haitiana (FECODHA) sería concebido como una plataforma de contribución interinsular permanente como parte de la cooperación entre los dos países y estaría en función de una política de responsabilidad social empresarial de los operadores económicos y comerciales dominicanos y haitianos, la FZ propiciara a una alianza tripartita entre los dos gobiernos, el sector privado insular y la sociedad civil.

De acuerdo con los comisionados de la FZ, el fondo pudiera ser alimentado por donaciones directas de empresarios y comerciantes con el apoyo de ambos Estados en cuanto a las deducciones fiscales.

La FZ animó a la parte haitiana a buscar la fórmula para dedicar al fondo US$0.50 de los impuestos percibidos sobre las importaciones dominicanas.

El FECODHA tendría un comité gestor con representantes de las partes integrantes para su pulcro manejo, el cual decidiría sobre los desembolsos que a través de un plan de acción deberán cubrir las iniciativas tendientes a la solidaridad y la cooperación binacionales.

Con el encuentro con el canciller haitiano se ha da inicio en Santo Domingo a la promoción de este fondo, cuya idea original se elaboró tras el terremoto en Haití y que en la actual coyuntura será de gran aporte al Estado Dominicano.

Por otro lado, la entidad subrayo, según sus estimaciones, que las mujeres haitianas que son traídas para alumbrar en los hospitales dominicanos representan alrededor de 20% del total registrado, ya que las demás forman parte de tres grupos locales: inmigrantes regularizados a través del PNRE, dominicanas de origen haitiano y mujeres establecidas irregularmente en el país.

Al respecto, indicó la FZ, se trata en el fondo de un problema de tráfico de personas, aspecto sobre el cual alentaron a los dos gobiernos de la isla a trabajar juntos para una mayor vigilancia fronteriza.

Asimismo, la organización llamó la atención del gobierno haitiano sobre la necesidad de armonizar con República Dominicana sobre el tiempo exigido para la renovación del estatus migratorio de los registrados en el Plan de Regularización. Para tal fin estimó que en la parte Este de la isla se exigen 18 meses de validación de un pasaporte, mientras en Haití no se renueva el pasaporte antes de los 6 meses para caducar.

También, la FZ exhortó a que se prosiga el diálogo bilateral respecto a la necesaria reapertura del tránsito terrestre internacional para facilitar los intensos intercambios entre los dos países.

pidió a su homólogo dominicano, Roberto Álvarez, un cambio en la retórica de las autoridades de este país, para eliminar la «narrativa negativa» hacia Haití y hacia sus ciudadanos.

El ministro haitiano, que se reunió este lunes con Álvarez en Santo Domingo, aseguró en una entrevista a Efe que su homólogo «estuvo de acuerdo» en que ese tipo de declaraciones negativas «dejan mucho que desear».

«Hemos sido claros con el canciller dominicano en que hace falta descartar esa narrativa negativa del discurso oficial. No es bueno para Haití ni para la República Dominicana», dijo Joseph, en respuesta a una pregunta sobre las recientes declaraciones que hizo el presidente dominicano, Luis Abinader, acerca de Haití.

El mandatario dominicano, que asumió el poder el pasado agosto, ha asegurado en varias ocasiones que «no puede haber una solución dominicana» a los problemas de Haití.

La semana pasada, Abinader respaldó las declaraciones de su ministro de Salud Pública, Plutarco Árias, en las que este aseguró que República Dominicana no puede asumir el coste económico que generan las mujeres haitianas que acuden a los hospitales dominicanos a dar a luz.

Según estadísticas dominicanas, de los cerca de 167.000 partos que se producen cada año en el país, en cerca de 20.000 la madre es haitiana.

Sobre esta polémica, el ministro haitiano dijo que «hay que situar bien el problema» y «encontrar la causa fundamental».

«¿Son mujeres que viven en República Dominicana? ¿Se constata que hay una inmigración de mujeres? ¿O hay prácticas subterráneas entre los dominicanos, los haitianos y los doctores para hacer venir a las mujeres embarazadas? Hay una combinación de tres o cuatro factores. Hay que encontrar la causa fundamental», comentó.

Al margen de esta polémica, Joseph hizo un llamamiento a mantener una relación fraternal entre República Dominicana y Haití.

«Lo importante es que somos hermanos. Debemos actuar como tales. Los dominicanos deben proteger a los haitianos y los haitianos deben proteger a los dominicanos», manifestó.

El principal objetivo de la visita, explicó, es hablar con las autoridades dominicanas de varios aspectos de las relaciones bilaterales, en especial de comercio e inmigración.

En particular, los ministros discutieron sobre la situación de numerosos estudiantes universitarios haitianos residentes en República Dominicana que actualmente carecen de visado, aseguró que conversó con el canciller dominicano sobre la manera de regularizar su situación, concediéndoles «visas especiales».

En el aspecto comercial, señaló que Haití desea trabajar en conjunto con las autoridades dominicanas para «reequilibrar» la balanza comercial, que actualmente es muy favorable a República Dominicana.

El canciller dominicano, Joseph tiene previsto viajar a ciudades con una numerosa población haitiana, como Barahona, Higüey, Dajabón y Santiago, para encontrar a los ciudadanos de su país y escuchar de primera mano sus problemas.

También va a aprovechar para informar a los ciudadanos haitianos del proyecto de la nueva Constitución, que está siendo redactado por un comité de expertos y que, según explicó el canciller, va a dar voz a los haitianos que viven en el extranjero.