Esto es lo que va a suceder a tu cuerpo cuando consumas o bebas jugo de pepino en ayunas.

0
62

Sin ningún género de dudas, el pepino poco a poco se ha venido integrando a la dieta y gastronomía en diferentes culturas alrededor del mundo.

No obstante, es  bajo en azúcares, grasas y proteínas. Está compuesto en su mayor parte por agua, ya que representa hasta un 95 % de su peso. Esto hace que sea ligero e hidratante. Podemos consumirlo en encurtidos, ensaladas y en jugos.

Por otra parte, al tener un sabor neutro, se puede combinar con otras verduras y frutas. Cada taza de jugo de pepino contiene las calorías suficientes para cada comida, a diferencia de los jugos de manzana, piña y naranja que sobrepasan los límites.

Ve el siguiente vídeo con toda la información

3 KILOS EN 3 DÍAS CON PEPINO

El ingrediente principal de esta dieta es el pepino crudo. El plan dura solamente 3 días porque es muy estricto.

Frutas que puedes comer:

Naranja, Mandarina, Pera, Manzana.

Desayuno

1 taza de té verde

1 pepino en rodajas (sin cáscara)

1 fruta

1 vaso de agua con limón sin azúcar (puede ser tibia para eliminar más grasa)

Colación

1 yogurt descremado

Comida

Sopa de verduras (trata de que sea con muy poca grasa y casi nada de aceite).

Ensalada de pepinos con lechuga

1 fruta

Colación

1 gelatina de dieta

1 huevo duro (cocido)

1 té sin azúcar (de preferencia té verde, té rojo o de canela)

Cena

Ensalada de pepino con vinagre de manzana

1 porción de pescado o pollo a la plancha.

Bebe 2 litros de agua simple o, si lo prefieres, prepárate agua de pepino con limón y consúmela a lo largo del día.

CONTRAINDICACIONES

Esta dieta no es recomendada para personas con algún problema en la tiroides (hiper o hipotiroidismo).

Si eres alérgico a la aspirina, o algún otro antinflamatorio, NO la realices. El pepino contiene antinflamatorios naturales, comerlo en exceso podría causarte daño.

El pepino en exceso puede agravar los síntomas de alergia oral, reacción alérgica que se manifiesta en la boca, lengua y la garganta.

Como toda dieta de reducción de peso “instantánea”, sus efectos son pasajeros si no sigues con un plan alimenticio equilibrado. Para perder peso sin rebote, necesitas un cambio de hábitos a largo plazo