DEPRESION, ANSIENDAD Y LA OZONOTERAPIA

Por Diario Digital Dominicano
Compartir

Por el Dr. Antonio Contreras Berroa, Santo Domingo DN.-La salud es un estado de bienestar que puede ser visto a nivel subjetivo o a nivel objetivo. El término salud se contrapone al de enfermedad, y es objeto de especial atención por parte de la medicina y de las ciencias de la salud.

La salud mental es en términos generales, el estado de equilibrio social y conductual de una persona con su entorno sociocultural, que garantiza su participación social, capacidad de afrontar dificultades, percepción y juicio de la realidad y de sí mismo para alcanzar el bienestar y una buena calidad de vida.

La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por

· La presencia de tristeza

· Pérdida de interés o placer

· Sentimientos de culpa o falta de autoestima

· Trastornos del sueño o de la apetito

· Sensación de cansancio

· Falta de concentración.

La ansiedad es una sensación de nerviosismo, preocupación o malestar que forma parte de la experiencia humana normal. También está presente en una amplia gama de problemas de salud mental, incluyendo el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de angustia y las fobias.

El efecto oxigenante del ozono inhibe la creación de radicales libres y, al mismo tiempo, tiene efectos sobre la oxigenación celular lo que implica una revitalización bioquímica que es la que directamente debe incidir en los niveles de serotonina o neurotransmisor responsable de la depresión.

Por lo tanto el cuerpo mejora en general. También el estado anímico de la persona tratada. Gracias a la Ozonoterapia la persona se siente más fuerte y más capaz de afrontar cualquier cosa.

El tratamiento mediante ozono de la ansiedad se basa en las propiedades antioxidantes, estimulantes de los neurotransmisores serotonina,

dopomina y otros, y oxigenante de este gas. Este trastorno se produce, en muchas ocasiones, debido a la falta de energía. Estas carencias energéticas tienen mucho que ver con la oxidación. Con el efecto antioxidante del ozono se mitiga esa sensación de cansancio, tanto físico como mental. Por lo tanto el cuerpo mejora en general. También el estado anímico de la persona tratada. Gracias a la Ozonoterapia se siente más fuerte y más capaz de afrontar cualquier cosa. Logra sentir más seguridad en sí misma, lo que le provoca menos ansiedad.

La ozonoterapia conduce a una mejora significativa general de muchos procesos fisiológicos del organismo, mejora la calidad de vida y la capacidad de trabajo. Además, compensa y retarda el deterioro que se va produciendo en el organismo como consecuencia de su envejecimiento natural. Sus efectos son duraderos en el tiempo, no presenta efectos colaterales, es económico y fácil de usar.


Compartir

Contenido relacionado