Diario Digital Dominicano, por Geisha C. Terrero, 24 de febrero 2021, Puerto Príncipe, 24 feb .- Autoridades de Haití negaron hoy que solicitaran ayuda a sus pares de República Dominicana en el caso de secuestro aquí de dos cineastas de este último país.

El nuevo secretario de Estado para la Comunicación, Frantz Exantus, confirmó que existe una buena colaboración e intercambio entre ambos gobiernos, aunque calificó de «descabellados» los rumores de que soldados dominicanos irrumpirían en el país para liberar a los secuestrados.

Desde inicios de semana varios medios locales se hicieron eco de un supuesto operativo militar integrado por seis equipos de la Unidad contra el Terrorismo, puesto en marcha por el Ministerio de Defensa dominicano para rescatar a los rehenes en suelo haitiano.

El sábado pasado, dos cineastas de República Dominicana fueron raptados junto a un intérprete haitiano en la localidad de Grand Ravine, una zona bajo la influencia de bandas armadas. Poco antes de las 22:00, hora local, los realizadores regresaban a Puerto Príncipe cuando fueron interceptados por pandillas.

El canciller Claude Joseph aseguró que ya se abrió una investigación en estrecha relación con el gobierno vecino, y las autoridades de los dos países sostuvieron conversaciones telefónicas para coordinar esfuerzos.

El ministro también confirmó que se movilizarán todos los recursos para permitir que las personas secuestradas regresen con sus familiares.

Durante 2020 Haití experimentó un recrudecimiento del clima de inseguridad con el aumento de asesinatos y secuestros. Estos últimos se intensificaron en lo que va de año, en medio de la crisis sociopolítica que vive el país y la cercanía de un proceso electoral.

Canciller RD pide a dominicanos viajar a Haití
El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, recomendó este miércoles a los dominicanos no viajar a Haití tras el secuestro de dos hermanos criollos en Puerto Príncipe, desde el pasado sábado.

Calificó el secuestro de los jóvenes Maicol Enrique y Antonio Gerer Campusano Feliz como una situación lamentable y espera que este delito no afecte las relaciones bilaterales.

«Quisiera hacer una alerta de considerar viajar a Haití solo en casos esenciales en este momento dado lo ocurrido, la prudencia indica no viajar a Haití salvo que sea necesario ese tipo de viaje», exhortó el canciller.

Dijo que constantemente le han transmitido a las autoridades haitianas el deseo de que los hermanos secuestrados regresen sanos y salvos a territorio dominicano con su familia, así como los equipos que están siendo detenidos.

Militares de RD preparados

El funcionario dijo que el Ministerio de Defensa tiene desplegado unos 10 mil efectivos militares en la frontera dominicana, además de varios equipos especiales que están preparados y entrenados ante cualquier incidente que pueda presentarse.

«Yo no quisiera especular acerca de ningún tipo de acción de esa naturaleza, obviamente las Fuerzas Armadas están preparadas y han sido entrenadas para actuar en diferentes circunstancias», aseguró.

Explicó que las autoridades dominicanas están cooperando con las haitianas tras solicitar toda la ayuda técnica posible.

«Las normas internacionales establecen que el territorio es inviolable, que existe la soberanía de los estados, la no intervención, ahora bien hay ciertas circunstancias bajo el derecho internacional en la cual se permite abrir una acción a consejos a nivel internacional», adelantó.

En ese sentido, sostuvo que una acción que se puede realizar es la denominada «persecución en caliente», la cual permite ingresar a territorio ajeno para perseguir algunos criminales como este caso de secuestro.

Asimismo, indicó que otra alternativa sería tal y como se está realizando en cooperación como ha sido solicitado por las autoridades haitianas.

Los técnicos dominicanos fueron raptados por un comando que los interceptó mientras éstos se movían en una caravana junto al equipo de producción saliendo de Jacmel hacia Puerto Príncipe, cuando fueron interceptados por dos vehículos en los que se trasladaban personas portando armas largas.