Diario Digital Dominicano, por Geisha C. Terrero, 24 de febrero 2021, Santo Domingo DN, República Dominicana.-El Gobierno está elaborando un anteproyecto de ley para crear una nueva normativa en torno a los precios de los combustibles en el país, que será dotado de la «seriedad y transparencia» que gestiona el presidente Luis Abinader y que «ordena cumplir» en todos los ministerios.

«Se acabó eso de (acoger) informes del Banco Interamericano de Desarrollo, por un lado, y de London Consulting, por el otro», dijo el ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Víctor ‘Ito’ Bisonó, en rueda de prensa en el Palacio Nacional, de la que también participaron sus homólogos de Hacienda, José Manuel ‘Jochi’ Vicente, y de Economía, Miguel Ceara Hatton.

Bisonó, quien no dio más detalles sobre ese comentario, sí adelantó que la virtual iniciativa legislativa evalúa «la cobertura para garantizar que en el futuro los precios del barril de petróleo estimados en el Presupuesto Nacional se puedan mantener y que eso vaya al debate y se establezca una estructura de comunicación adecuada para ofrecer la satisfacción a los consumidores».

El funcionario fue prácticamente el portavoz de la rueda de prensa, convocada para ofrecer detalles sobre los aumentos en el precio internacional del petróleo desde agosto hasta este febrero, además de asegurar que el Gobierno ha asumido «casi 1,000 millones de pesos» para amortiguar las alzas de los combustibles a nivel local.

Dio seguridades de que las autoridades mantendrán «durante las próximas semanas» los precios actuales del gas licuado de petróleo (GLP), a pesar de que ese hidrocarburo ha aumentado un 79 % en los últimos seis meses, además de los efectos al alza causados por la tormenta que afectó al estado de Texas, Estados Unidos.

Los precios del crudo de Texas es una de las referencias que toman las autoridades para subir o reducir los precios de los combustibles cada semana.

La ley de hidrocarburos data de noviembre de 2000, cuando se estableció fijar los precios de los combustibles cada semana en el país, amén de la inclusión de varios impuestos para el pago de la deuda externa, mantenimiento vial, renovación de flotillas de vehículos para el transporte público, entre otros.

«Estamos haciendo uso de un decreto emitido en 2011, que establece facultades al Gobierno para congelar los precios de los combustibles cuando el precio internacional de estos presentan un diferencial mayor al 1 % de una semana a la otra», agregó Bisonó.

Sin embargo, advirtió que si los precios del crudo continúan subiendo «tendremos que ir llegando a la realidad».

Al final de su intervención, Bisonó afirmó que a su llegada al cargo el 17 de agosto pasado encontró una deuda de 2,452 millones de pesos. «Recibimos un ministerio con las arcas vacías y quebrado», puntualizó.