No hay nada que lo impida

0
210

Diario Digital Dominicano, por José Peguero, 21 de julio, 2018, Santo Domingo DN.-A pesar de la belleza que te adorna patria mía, más allá de tus históricas y gloriosas páginas escritas con la sangre más noble de tus hijos, mucho más lejos de mis sueños y deseos, gravita una amarga verdad que pende como filosa daga sobre el corazón de ruiseñor que late bajo tu pecho, en las entrañas del grácil cielo azul que acaricia tus mares y montañas se agolpan tristezas irrefrenables y profundas nubes de penosos llantos que cualquier mañana, cualquier atardecer o cualquier madrugada vendrán al encuentro de tus dormidos ojos enfermos de tanto dolor, tanta codicia suelta y tantas traiciones urdidas, y tantas injusticias, aunque no quiera yo, ni quieras tú, ni anhele nadie, pero, inevitablemente la historia es una rueda que nunca para de girar, y los pueblos como el nuestro, que se tornan serviles y olvidan por temor su pasado de lucha, de glorias y conquistas, y sus grandes gestas en pro de sus libertades, tristemente están compelidos al suplicio del dolor y la sangre, a sufrir la violencia de las tormentas vivas y los ríos desatados, viendo cómo no queda piedra sobre piedra ni ilusiones que no arrasen las olas indetenibles de la justicia de los burlados y segregados, y lo que es peor, todos aquellos que se hicieron de la vista gorda, ante el sufrimiento de los desposeídos, aquellos ensalzados Judas, que se aliaron a los traidores, esos que se confabularon con los imperios en desmedro de nuestra soberanía y todos los que amasaron riquezas, a costa del sudor y la honra, la triste venta de sus podridas conciencias serán los que sufrirán mas hondo la ira del pueblo enardecido, reclamando venganza, y ese día, saldrán las aves triunfantes a buscar a sus eternos cazadores, se escucharán crujir a los grilletes atrapando de impiedad a los cobardes carceleros en desbandada, y entonces, el alma decidida escapará del pecho para elevarse gloriosa como hermosa bandera de libertad hacia los despejados cielos tuyos Quisqueya. y ese día tan soñado, no habrá nada que lo impida…

José Peguero es un destacado compositor y autor de letras dominicano, un fino poeta de profunda sensibilidad.