Liberan con presentación periódica al doctor Gómez

0
58

Diario Digital Dominicano, por Raul Medina, 14 marzo, 2018, Santo Domingo DN.-La Segunda Sala de la Corte de Apelación de la provincia de Santo Domingo dejó ayer en libertad e impuso presentación periódica al doctor Julio Gómez y su sobrino, quienes guardaban prisión preventiva en la cárcel de Monte Plata desde hacía más de cinco meses.

Con lágrimas de emoción, Albania Torres, esposa de Gómez, agradeció a Dios, así como a médicos, vecinos, familiares y miembros de la comunidad evangélica y del Comité Dominicano de los Derechos Humanos que se congregaron frente al tribunal hasta el mediodía para exigir entre consignas y pancartas la libertad del galeno y su sobrino, John Arias, acusados de linchar a un presunto atracador en septiembre pasado.

“No hay palabras para darle gracias a Dios, a todo el pueblo, a toda la iglesia orando, clamando, pidiendo por justicia, porque no era justo que una persona que ha sido violentada, que ha sido atracada por querer defender a ese joven para que no le quitaran la vida pudiera estar preso durante tanto tiempo, pero nosotros teníamos fe de que íbamos a ver la justicia de Dios obrando”, dijo la dama.

Aunque los abogados de Miguel Báez Siri (Lagrimita) pedían que el conocimiento de la medida fuera aplazada, alegando que no les habían notificado, los jueces Manuel Hernández Victoria, Wendy Valdez y Pilar Rufino, acogieron el pedido de la defensa de imponerles presentación periódica al considerar que no representan peligro de fuga, debido a que ambos tienen suficiente arraigo y no podrán sustraerse del proceso.

El presidente del Colegio de Abogados, Miguel Surún, quien representó al galeno y a su sobrino, dijo que los jueces valoraron la inexistencia total de elementos probatorios que relacionaran a los encartados con el homicidio. “Esta es la reivindicación de las aspiraciones de una sociedad que pedía que un hombre de trabajo fuera puesto en libertad”.

De su lado, el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Wilson Roa, valoró la decisión del tribunal aunque dijo que nadie podrá resarcir los daños morales y psicológicos al médico.

2–