Jesús Rivera: Excelente maestro de ceremonias y locutor comercial con una recia formación intelectual

0
106

Diario Digital Dominicano, por Rubén Darío Aponte, 5 de junio, 2018, Santo Domingo DN.-Jesús María Rivera. Nace en San Pedro de Macorís, pero vivió desde su temprana infancia en el sector Villa Duarte de la capital, frente a la vivienda y emisora radial del humorista Paco Escribano.

No se daba cuenta, pero la radio poco a poco, lo estaba conquistando. Fue en los días de la Revolución de abril, cuando todas las estaciones estaban fuera del aire debido a un toque de queda, y, llegaron unos militares procurando a los locutores de La Voz de la Alegria, asi se llamaba la emisora, en vista de que no apareció nadie fueron a la casa de Jesús y lo llevaron obligado para que prendiera la emisora y leyera varias veces un comunicado de las fuerzas armadas (grupo de San Isidro).  Más tarde se le unió el locutor Pablo Garrido quién cruzando patios y solares baldíos llegó hasta los estudios de la emisora.

Después de ese trago amargo que pasó, se le ofreció un espacio diario donde hizo su primer programa “Carrusel Musical”.

Se retiró por un período de un año decidido a dejar aquella experiencia en el pasado, pero su amigo y locutor Rafael Almonte lo tomó de la mano y lo regresó a la antigua emisora, ahora llamada Radio Quisqueya.

Posteriormente pasó a Radio Radio en la cual cubrió el trecho más largo de su carrera desempeñando además, las funciones de director administrativo desde 1980 hasta 1982.

De Radio Radio pasó a la HIZ y finalmente a Radio Televisión Dominicana como encargado de operaciones de radio, jefe de locutores y presentador oficial del presidente de la República.

Fue presentador de los festivales de la canción y del merengue organizados por la Asociación de Músicos, Cantantes y Bailarines (AMUCABA).

Fue el locutor seleccionado por René Fortunato para la narración de sus documentales sobre “La Era de Trujillo” y “La Revolución de abril”.

En 1988 presentó en la ciudad de Nueva York el documental “New York, espejismo y realidad”, bajo la producción de Negro Santos.

Excelente maestro de ceremonias y locutor comercial con una recia formación intelectual . Fue merecedor del premio El Dorado y el Micrófono de Oro. Vivió por largo tiempo en los Estados Unidos y desde el 2016 reside en Santo Domingo