Evaluación del desempeño: Una lectura y aprendizaje como una oportunidad para el mejoramiento de la calidad educativa

0
241

Diario Digital Dominicano, por Alberto Ramírez Reyes, 25 de julio, 2018, Santo Domingo DN.-Los resultados de la evaluación de desempeño no deben servir para culpar a los maestros y las maestras, el responsable de tales resultados es el sistema, pues los maestros son preparados por las universidades y luego entran al sistema y se pasan años y años dándoles cursillos, pero nada de enseñarles a aprender a aprender y a desaprender para seguir aprendiendo.

Consideramos que estos resultados deben ser analizados en los distritos, en las escuelas para que se vea el caso particular de cada docente, y se tomen las medidas necesarias para comenzar a revertir eso, pues no solo se trata de que los maestros que no les debemos exculpar de su cuota, no están capacitados, no los hemos preparados, hay que ver el contexto, por ejemplo haciéndonos las siguientes interrogantes: cuál era el ambiente escolar en que se desenvolvió ese maestro?­, cuántos alumnos tenía en su aula?, creen que un maestro con 50 y más alumnos en jornada escolar extendida puede lograr sus objetivos?, tienen los maestros todos los recursos disponibles para la preparación de sus clases?, estamos convencidos de que los maestros de tanda extendida tienen todos los elementos y el tiempo para planificar?, cuando pueden hacerlo?. Se han puesto a pensar ustedes qué es lo que pasa con ese registro, que es la aberración más grande que ha podido caer en las manos de un docente?

Hemos hecho conciencia de si realmente estamos aplicando el nuevo currículo por competencia?, quién ha capacitado y preparado al maestro para manejar los libros de textos que tratan sobre esto? Y los padres están realmente involucrados en la educación de sus hijos, con esta situación social y económica en que están conviviendo nuestros muchachos? Hasta dónde quienes acompañan a los maestros y las maestras han demostrado el nivel y la capacidad para su tarea básica no de supervisión, sino de acompañamiento? ya evaluaron a los directores y técnicos?, cómo llegaron ahí?, por capacidad o por política? Es que esto también se refleja en los resultados.

Consideramos que es una gran oportunidad para que a partir del 1 de agosto se le cambie toda la visión a esos talleres y se haga una planificación por escuela, donde se analice el caso de cada maestro y sepa qué es lo que se debe fortalecer, si es sobre contenido, si es que no llegaron los libros, si es la falta de materiales, si es que tenía una alta matrícula de estudiantes, o es que no sabía manejar el currículo por competencia, etc.

Analizando todo el entorno se puede lograr mejorar y saber que es lo que necesitamos hacer, para que los alumnos aprendan, pues este el propósito fundamental del proceso de enseñanza-aprendizaje.

No podemos terminar esta reflexión sin decir lo que les corresponde a las universidades, donde hemos de saber qué enseñan, cómo lo hacen, qué tiempo es necesario para que se preparen bien a los maestros. Creemos que la mejor forma de avanzar y corregir los problemas es democratizando el sistema, tenemos buenos pedagogos que pueden aportar en la formación del maestro y la maestra que queremos. Y ojalá actuemos ahora, porque de lo contrario pasaríamos un largo tiempo perdidos en la oscuridad.