DNI rechaza denuncia sobre plan para tumbar gobierno de Danilo Medina

0
49

Diario Digital Dominicano, por Rolando Vasquez, 24 de julio, 2018, Santo Domingo DN.-El director del Departamento Nacional Investigaciones (DNI) y el ministro de Interior y Policía, Sigfrido Pared Pérez y José Ramón Fadul, respectivamente, negaron ayer que en el país exista un plan desestabilizador, tal como denunció el embajador dominicano ante la Santa Sede, Víctor Grimaldi.

Pared Pérez indicó que en la República Dominicana hay sectores que están ligados a diferentes estamentos de presión que quieren pescar en río revuelto utilizando, inclusive, las declaraciones de la diputada Faride Raful sobre Joao Santana.

Refirió, vía un llamada telefónica con periodistas que cubren la fuente del Palacio Nacional, que en adición a esos sectores y grupos minoritarios, hay periodistas ligados que están buscando casos internacionales a través de un abogado peruano que fue quien le hizo el expediente al expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

“Mira, en virtud de esa declaración que ha hecho Víctor Grimaldi, puedo decir que realmente hay sectores aquí que están ligados a diferentes estamentos de presión que quieren pescar en río revuelto en la República Dominicana, inclusive utilizando una situación respecto a las declaraciones que ha dado la diputada Raful y también, en ese sentido, algunos, vamos a decir periodistas ligados a ellos, están buscando inclusive cuestiones internacionales a través de un abogado peruano que fue quien le hizo el expediente a PPK en Perú y están tratando de llevar esto a cuestiones internacionales cuando realmente ese es el error”, dijo.

“Algunos sectores minoritarios han querido ser extremistas y provocar tipos de situaciones de intranquilidad en el país, que no lo van a lograr, puesto que son una minoría y que realmente han estado frustrados a través de los años porque no han podido lograr tener un posicionamiento como lo ha sido el Gobierno actual del presidente Medina”, añadió.

Mientras, Fadul aseguró que para el Gobierno esas declaraciones no representan ningún peligro, por considerar que esta advertencia no se corresponde a la realidad de la República Dominicana donde, según afirmó, se respeta y se garantiza la libre expresión, la movilidad, la protesta.

“Aquí hay reclamaciones, hay reivindicaciones sociales que sectores piden, como es normal en todo régimen democrático, pero aquí no hay ningún tipo de condiciones, ni tampoco tenemos ningún tipo de información de los organismos de inteligencia nuestros, de que eso puede ocurrir”, sostuvo.

Garantizó la estabilidad, la libre expresión, el libre tránsito, la seguridad jurídica, y el derecho a la protesta que tiene la ciudadanía. Grimaldi denunció que “se están promoviendo en el país desórdenes con miras a desatar en breve una crisis en el país”.

Diputados de la oposición se mostraron en desacuerdo con las declaraciones emitidas por el embajador ante la Santa Sede, Víctor Grimaldi, sobre un supuesto plan para desestabilizar el país. Los diputados calificaron como una locura y un desconocimiento real de la situación del país las declaraciones de parte del diplomático dominicano. El diputado Alfredo Pacheco, vocero del PRM, consideró que la denuncia de Grimaldi no tiene base alguna, y dudó de manera rotunda que en el país exista algún tipo de intento de interrumpir la institucionalidad.