Agente de Amet se suicida: Encargado de seguridad la hostigaba

0
71

Diario Digital Dominicano, por Roberto Fernández, 21 de julio, 2018, Santo Domingo DN.-Una sargento mayor de la Policía asignada a la Dirección General de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) se suicidó este viernes en la Embajada de Estados Unidos en el país.

La sargento mayor Any Montero Montero cometió el hecho en un baño de la legación diplomática con su arma de reglamento.

El vocero de la Policía, Frank Félix Durán, confirmó el hecho y dijo que la Dirección de Homicidios de la institución investiga el hecho.

Dijo que la agente prestaba servicio en el frente de la embajada viabilizando el tránsito.

Encargado de seguridad la hostigaba  Familiares de la sargento mayor de la Policía Nacional que se habría suicidado de un disparo en la cabeza en un baño de la Embajada de Estados Unidos, dicen que esta había pedido ser trasladada de ese lugar porque se sentía hostigada por el encargado de seguridad.

Kelvin Montero Montero, hermano de Anny Montero Montero, de 33 años, dijo que esta le había manifestado que esa situación que mantenía con su superior al que no identifican la tenía desesperada y exigen sea investigado.

Anny, quien estaba adscrita a la Dirección General de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), fue definida como una mujer alegre y trabajadora y dice que incluso ayer a pocas horas de su muerte mantenía el entusiasmo y sonrisa que le caracterizaba.

“Ella me llamó ayer a las 4:00 de la tarde y me dijo manito vamos para mi casa para que hagamos un sancocho, muy contenta, muy alegre, normal, como ella ha sido siempre, entonces hora y media después me llamó mi hermano que va a buscarla siempre, porque vive con ella y me dice que ella le dijo vengo ahora, que voy a sacar un dinero al cajero; y en vez de coger para el cajero fue al baño y ahí hizo lo que hizo”, dijo visiblemente afectado por el hecho.

“Yo no encuentro explicación porque una mujer profesional, licenciada en psicología, vamos a decir no tenia ningún problema económico, no sé, no le encuentro una explicación”, expresa Kelvin Montero.

Anny era la única hembra de siete hermanos oriundos de San Juan. Dejó en la orfandad a un niño de siete años.

Tenia 11 años en la Digesett y ocho meses en la embajada de Estados Unidos.

Los restos de Anny serán velados en la funeraria Blandino de la avenida Sabana Larga, Santo Domingo Este, y serán sepultados mañana en el cementerio municipal de Boca Chica.