30 años de cárcel a tres hombres por cometer homicidio

0
53

Diario Digital Dominicano, por Ramona Ureña, 20 febrero, 2018, Santo Domingo DN.-La Fiscalía del Distrito Nacional obtuvo la pena máxima de 30 años de prisión para cada uno de los acusados Miguel Francisco Fernández Ramírez (a) Bolita, Ángel Michelle Figueroa Morel (a) Michael y Lenny José Segura Francisco, a quienes los jueces del Cuarto Tribunal Colegiado hallaron culpables de cometer homicidio en perjuicio de Joan Manuel Herrera Cuevas para despojarlo de su motocicleta.

De acuerdo con la nota de la Fiscalía del Distrito Nacional, los condenados se asociaron para cometer el hecho cerca de las 3:00 de la tarde del 22 de mayo del 2016, en la calle respaldo Doctor Betances del sector Capotillo. Estos se desplazaron en tres motocicletas persiguiendo a la víctima, quien junto a Rosilenny Feliz Marte transitaba a bordo de su motocicleta por la avenida Nicolás de Ovando, según narra la acusación.

“Al mirar hacia atrás los jóvenes se percataron que uno de los asaltantes sacó un arma de fuego, pero como la víctima no se detuvo le realizó dos disparos, sin lograr herirle. Cuando Herrera Cuevas y Feliz Marte llegaron a la calle respaldo Doctor Betances se cayeron, la señora huyó por un callejón y los condenados interceptaron al hoy occiso, indicándole que les entregara la motocicleta”, expuso en audiencia la procuradora fiscal María Silvestre Arias.

Ante la negativa de la víctima de entregar su motocicleta, el acusado alias Bolita le propinó un disparo que le segó la vida, hecho que fue presenciado por dos personas que transitaban por el lugar en sus respectivos vehículos. El condenado Fernando Ramírez no logró sustraer la motocicleta del fallecido, porque no encendía y se dio a la fuga junto a sus acompañantes, siendo estos perseguidos por los dos testigos del suceso.

Como consecuencia de los actos cometidos por los atracadores en contra de Herrera Cuevas, la muerte de éste se debió a un shock hemorrágico provocado por la herida de bala que le propinaron.

El Ministerio Público otorgó al caso la calificación jurídica de asociación de malhechores, homicidio voluntario, tentativa de robo agravado y porte ilegal de arma de fuego.

Los jueces Daira Cira Medina, Delio Germán Figueroa y José Germán Carpio ordenaron que cada uno de los condenados cumpla la sentencia en la Penitenciaría Nacional La Victoria.